NORA LEVINTON-I ELKARRIZKETA

11 Nov NORA LEVINTON-I ELKARRIZKETA

Nora LevintonLa Doctora Nora Levinton, es Psicoanalista, y doctora en Psicología, por la Universidad Autónoma de Madrid. En la actualidad es docente en el Master de Igualdad de Género de la Complutense de Madrid; también es docente en la Universidad de Granada. Coordina un seminario sobre Género y Salud y un Taller de Psicoterapia con Orientación de Género, y colabora con la U.N.E.D. Es autora de importantes publicaciones científicas sobre feminismo y psicoanálisis. Ha colaborado con varios artículos en la revista Aperturas Psicoanalíticas y en otras publicaciones. Autora de “El Superyó Femenino, la moral de las mujeres” 2010. En la actualidad está preparando un nuevo libro.

¿Cuál sería la cronología de tu aproximación al tema de la violencia?

 

Llevo muchos años trabajando el tema de la violencia contra las mujeres en todas sus manifestaciones y una vez que hemos contextualizado sus causas, profundizado en las condiciones actuales de mantenimiento que sostienen la naturalización de infinitas modalidades de machismo y puntualizado la necesidad de que la agresividad masculina encubierta sea desvelada allí donde aparece, necesitamos reencuadrar las prioridades.

¿Cuál puede ser el aporte actual en las Jornadas?

 

Me pareció que era necesario también reflexionar sobre qué es lo que diferencia a los hombres que son capaces de reaccionar con un desborde de agresividad, de los que saben que tienen que estar atentos a sus propias emociones y REGULARLAS.

Sobre cuáles son los factores esenciales en la educación y en la cultura que vivimos para que frente a la violencia contra las mujeres la respuesta sea la sanción social máxima, en todos los niveles. Sin minimizar lo que esconde el humor, los dibujos, los roles estereotipados en las películas, series, novelas, el menoscabo a la autoestima, las diferencias en los salarios, en el poder que detentan los cargos directivos, en las responsabilidades que asumimos.

¿Cómo podemos generar condiciones para conseguir cambiar ésta realidad?

 

Que sepamos que hay que evitar toda forma de crítica en la infancia basada en el desprecio, la humillación, la ofensa del otro/a.

Favorecer un clima donde “todo puede ser dicho”, sin que se vaya desarrollando un ejercicio de comprensión del efecto que tienen nuestras palabras, nuestros actos, es permitir que los futuros adultos, crean que todo vale. Que el deseo de cada uno es ley. Y vivir en sociedad no es eso.

Hay que insistir permanentemente en la responsabilidad individual para concienciar de todo lo que NO podemos permitir que suceda sin que nos posicionemos claramente.

Las manifestaciones no pueden ser exclusivamente de mujeres portando carteles de Ni Una Más. ¡No las matamos nosotras!

Hacen falta mensajes claros sobre lo que significan los buenos tratos. Sobre todas las consideraciones éticas que nos competen, cotidianamente. En todos los ámbitos.

Volver a poner sobre la mesa cómo se configuran nuestros cuadros de valores, y la importancia de poder distinguir los límites. La diferencia entre tolerancia y complicidad.

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail
No Comments

Post A Comment