Agorafobia: el miedo a las situaciones ineludibles

Agorafobia una fobia común

Decodificación de la agorafobia

¿Empiezas a sudar en el momento en que descubres que necesitas salir solo de tu casa?

Haces lo que puedes para traer a un amigo contigo. Pero incluso entonces, no puedes soltarlos ni por un segundo, temiendo que no estén cerca cuando los necesites.

¿Temes constantemente estar en una situación embarazosa de la que no puedas salir?

Si se relaciona con todo esto, es hora de que haga algo al respecto porque puede estar sufriendo de agorafobia. La agorafobia puede ser el miedo a una situación ineludible, pero el trastorno en sí es evitable.

Pero para controlarla y superarla, primero debemos comprender qué es la agorafobia y qué la provoca.

Causas comunes de la agorafobia:

La agorafobia generalmente comienza a manifestarse durante la adolescencia en la mayoría de las personas. Estas son algunas de las causas más comunes de agorafobia:

Incidencias de ataques de pánico en público

Cuando alguien tiene un ataque de pánico en público, puede desarrollar agorafobia. El episodio en sí, el lugar y el entorno en el que sucedió ahora se convierte en el foco de la ansiedad y no deja que la persona se aventure sola.

Genética y trastornos de ansiedad

Un trastorno genético o condición médica podría poner a una persona en riesgo de desarrollar trastornos de ansiedad como la agorafobia. Por ejemplo, SII o asma. El desequilibrio biológico de la hormona de lucha o huida, la adrenalina o los problemas de neurotransmisores también pueden ser la razón por la cual su respuesta a situaciones estresantes se vuelve preocupante.

Factores ambientales

Esta es una de las causas más obvias de la agorafobia. Si la persona ha vivido en un ambiente abusivo o ha perdido a un ser querido muy temprano en la vida, entonces podría manifestarse en un miedo a las situaciones incontrolables. Los agorafóbicos tratan de evitar situaciones impredecibles debido al miedo a un evento pasado que está profundamente arraigado en su memoria.

A continuación se presentan algunas situaciones que desencadenan un ataque de pánico en un agorafóbico.
● Espacios abiertos
● Espacios públicos cerrados
● Estar solo fuera de casa
● Espacios públicos
llenos de gente ● Situaciones estresantes en público

El miedo se intensifica a medida que los desencadenantes comienzan a causar un ataque de pánico cada vez que salen.

Casi todo lo que necesita saber sobre la agorafobia

¿Qué es la agorafobia? La palabra ‘Ágora’ significa ‘mercado’ y ‘fobia’ significa miedo. Aunque el significado de agorafobia no puede explicarse simplemente como un miedo a los espacios públicos. La agorafobia es el miedo a situaciones ineludibles o lugares donde la persona se siente fuera de control o incapaz de escapar.

Los agorafóbicos suelen exhibir un «comportamiento de evitación». La persona percibe la situación como algo desagradable y decide que debe evitarla, lo que hace que minimice su compromiso con el mundo exterior. Comienzan a quedarse en casa y a estructurar sus vidas para reducir el contacto con el mundo exterior. Si necesitan salir de su espacio de comodidad, planificarán la ruta que deben tomar, el lugar al que deben ir y la persona que pueden llevar con ellos.

Intentan eliminar cualquier sorpresa que pueda surgir en su camino, lo que les da una sensación de control y reduce las posibilidades de situaciones embarazosas. Llevan a alguien con ellos prácticamente como un escudo humano para tener una salida si la situación lo requiere.

Las mujeres son más propensas a tener agorafobia que los hombres. La tasa de prevalencia de agorafobia a lo largo de la vida en adolescentes es del 3,4% (mujeres) y del 1,4% (varones). Se ubica entre las diez fobias más comunes en todo el mundo.
No hay una respuesta a lo que es la agorafobia. Hay muchos tipos de agorafobia basados ​​en factores como la respuesta a los desencadenantes, el nivel de estrés, la particularidad del espacio o la situación.

Síntomas de la agorafobia

Los síntomas físicos de la agorafobia solo pueden aparecer cuando la persona se encuentra en una situación estresante. Mientras que los síntomas psicológicos pueden aparecer incluso fuera de la situación desencadenante.
Síntomas físicos

● Dificultad para respirar/hiperventilación
● Náuseas o malestar
● Ritmo cardíaco acelerado
● Mareos
● Temblores o temblores
● Sudoración
● Sensación de mareo o desmayo
● Malestar estomacal o diarrea
● Ataque de pánico

Síntomas psicológicos

● Miedo a salir de casa
● Pensamientos de ser forzado a salir de la casa
● Miedo a avergonzarse en público
● Miedo a espacios llenos de gente
● Miedo a hacer cola o esperar en un espacio público
Los síntomas psicológicos se deben al estrés asociado con la situación estresante y no la situación en sí.

¿Cómo lidiar con la agorafobia?

No hay forma de lidiar con la agorafobia porque afecta su vida diaria. Los síntomas no son manejables por sí mismos y le impiden disfrutar verdaderamente de las cosas que le gustan. Su actividad al aire libre está disminuida y tiene miedo de situaciones que podrían ser impredecibles.
Si bien su miedo es racional, también sabe que los problemas que causa no se pueden evitar. Lo que significa que lidiar con eso solo no es suficiente. Afortunadamente, se puede tratar, a diferencia de otros trastornos de ansiedad. Todo lo que necesita es un plan, algo de práctica y asesoramiento profesional.

Autoayuda: ¿qué puede hacer para ayudarse a sí mismo?

Los tratamientos de agorafobia no solo incluyen el manejo de los síntomas físicos, sino también los psicológicos. Debe buscar ayuda profesional y hacer algunos cambios en el estilo de vida. Si está demasiado preocupado por buscar ayuda profesional de inmediato, puede comenzar con algunos ejercicios de autoayuda para tratar la agorafobia en el hogar.

Cambios en
el estilo de vida
El mayor cambio que puede cambiar es estar presente. El miedo puede hacer que nos distanciemos de la situación presente hacia el pasado o hacia el futuro percibido. Para deshacer esto, pruebe con ejercicios de atención plena. Recuerda que estás a salvo en el momento presente y que la amenaza es irracional o solo imaginada.

Dieta y ejercicio


Esta es una gran parte del tratamiento de la agorafobia. El ejercicio también forma parte de tu estilo de vida y una caminata diaria con un amigo puede abrirte a la recuperación. Si bien lo primero que debe hacer es reducir la cantidad de estimulantes que consume, como té, café, alcohol o drogas. Trate de incluir algo más saludable en su dieta en su lugar.

La fobia a la respiración

o el miedo están estrechamente asociados con la forma en que respiras. Por eso, si puedes respirar bien, puedes calmarte mejor. Trate de practicar la respiración como un ejercicio regular en casa. Luego intente usar la respiración para calmarse mientras piensa en los factores desencadenantes.

Relajación

Cuando esté pensando en los factores desencadenantes, trate de pensar racionalmente y relájese todo el tiempo. No solo tu respiración sino también tus pensamientos. Debe entrenar su mente para que piense que salir solo es una actividad regular, normal y segura, y comenzará a percibirlo de esa manera. Trabaja en tu enfoque, te llevará un largo camino.

Conozca mejor su miedo

Solo puede comenzar el tratamiento de la agorafobia cuando conoce la causa. Profundiza en tu cerebro para saber cuándo empezaste a desarrollar el miedo y por qué. ¿Fue un evento de tu pasado? ¿Tu entorno?
Estas preguntas también son comunes en la psicoterapia, pero responderlas usted mismo podría ayudarlo a obtener pistas sobre las causas del pánico/estrés y ayudarlo a evitar el desencadenante hasta que obtenga ayuda profesional.

Ayuda profesional para la agorafobia: las opciones disponibles

Obtener ayuda profesional para la agorafobia puede implicar medicamentos y terapia.

La terapia cognitiva conductual

CBT trabaja para encontrar una causa, un comportamiento común y mecanismos de afrontamiento en torno al miedo. Luego, el profesional lo ayuda a usar su lógica y razonamiento para abordar la causa. En última instancia, esto reduce su nivel de respuesta al miedo hasta que ya no necesita tener miedo de salir.

Medicamentos

Si el desbalance de sus hormonas es la razón de sus respuestas de miedo, entonces los medicamentos podrían ser una solución. Al volver a poner su biología en su lugar, su mente responde a las situaciones con calma y naturalidad.

Aprendiendo a hacer frente a la agorafobia

El tratamiento puede llevar tiempo, pero eso no significa que no pueda aprender a sobrellevar mejor la agorafobia.
Intenta salir con tus amigos en viajes cortos cerca de tu casa en horarios y zonas menos concurridas. Cuantos más encuentros agradables tengas, más desaparecerá tu miedo. Si bien también debe tener conversaciones abiertas con un amigo cercano que pueda ayudarlo a racionalizar su miedo sobre cualquier situación.
También es importante recordar que a pesar de que te encerraste dentro y fuera del mundo, todavía está abierto a aceptarte cuando estés listo. Que cuando salgas no estás solo y la situación no está completamente fuera de tu control.

Deja un comentario