Antropofobia: Causas, síntomas y tratamientos del miedo a las personas

¿Experimenta una ansiedad extrema cuando está en compañía de otras personas?

¿Le dan miedo las reuniones familiares? ¿Ha intentado no sentirse nervioso cuando está rodeado de otras personas, pero no puede?

Publicidad

¿Suda profusamente o sufre ataques de pánico ante la mera idea de conocer a otras personas?

¿Prefieres estar siempre solo y no sabes por qué? Aunque no tienes nada en contra de la gente, ¿te niegas a salir de casa porque te vas a encontrar con alguien, con cualquiera? Si es así, la pregunta que debes hacerte en este momento es: ¿tengo antropofobia?

Si has respondido con un «quizás», ¡sigue leyendo para saber más!

¿Qué es la antropofobia?

Antropofobia viene de dos palabras, antro, que significa gente, y fobia, que significa miedo. La antropofobia es, por tanto, un miedo extremo e intenso a las personas.

La antropofobia no debe confundirse con la fobia social. La fobia social incorpora una amplia variedad de miedos sociales, como hablar en público y estar delante de la gente. Con la antropofobia, estarás muy ansioso incluso en compañía de una persona. La hora de la cena con su familia será una tarea monumental.

Una persona con fobia social puede sentirse segura cuando aparece de incógnito o cuando su aspecto no se percibe. Sin embargo, las personas con antropofobia se asustarán, incluso cuando estén en el fondo de una habitación, ajenos a todos los que les rodean. Para distinguir la diferencia, se necesita un test de antropofobia.

Aunque los síntomas físicos de la mayoría de las fobias son similares, signos como la ansiedad anticipatoria le ayudarán a determinar si realmente tiene antropofobia.

¿Qué causa la antropofobia?

Aunque es difícil identificar un desencadenante específico de la antropofobia, los expertos la atribuyen a varios factores. Para muchos pacientes, existe una gran posibilidad de que el miedo se haya desencadenado por una experiencia negativa con una persona mayor. ¿Qué fue lo que inició su miedo a las personas? ¿Podría haber sido un abuso o haber sido testigo de un incidente violento? Este tipo de experiencias suelen dar lugar a una fobia a las personas.

Si eres ansioso por naturaleza, tu miedo podría ser el resultado de la ansiedad. Las personas diagnosticadas con trastornos de ansiedad pueden desarrollar rápidamente antropofobia.

Ciertas condiciones de salud y discapacidades también pueden desencadenar ansiedad. Por ejemplo, una persona con albinismo puede preferir estar sola debido al estigma que ha sufrido, como las miradas constantes. Si este miedo no se aborda antes, la antropofobia puede ser ineludible.

También es posible desarrollar antropofobia a partir de comportamientos aprendidos. El aprendizaje de un comportamiento no se refiere necesariamente a la adquisición académica de conocimientos. Usted podría haber empezado a responder de forma diferente a las personas basándose en cómo se comporta alguien cercano cuando está en presencia de otros.

Síntomas de la antropofobia

¿Cuáles son los síntomas de la antropofobia? Para llevar a cabo un test de antropofobia adecuado, debemos analizar los posibles síntomas. Dado que no existen síntomas clínicos específicos, los clínicos se remiten a los síntomas que experimentan las personas con otras fobias. Estos síntomas pueden ser físicos o psicológicos.

Síntomas físicos

  • Molestias y malestar estomacal
  • Sudoración y temblores al hablar con los demás
  • Respiración dificultosa
  • Aumento de la frecuencia de los latidos del corazón
  • Tener dificultades para hablar
  • Experimentar problemas para dormir

Síntomas psicológicos

  • Miedo y ansiedad importantes por una persona o personas
  • Ansiedad anticipada cuando piensa en encontrarse con personas
  • Querer huir
  • Anticipación de que va a ocurrir algo terrible

¿Cómo superar la antropofobia?

¿Es posible vivir sin miedo a la gente? Sí. Hemos elaborado una lista de «¡cómo hacerlo!».

Aunque no se puede tratar la antropofobia con medicamentos recetados, se pueden explorar varias opciones de tratamiento. El tratamiento de la antropofobia requiere que adoptes un enfoque positivo y suprimas los pensamientos y emociones de miedo asociados. Puedes probar los consejos de autocuidado antes de acudir a un profesional.

Autoayuda

La autoayuda es la mejor forma de tratamiento para cualquier fobia. Meditar, unirse a un grupo de autoayuda, métodos de afrontamiento de la ansiedad, etc., contribuirán en gran medida a reducir el impacto que el miedo a la gente tiene en tu vida.

Aplicar técnicas de relajación

Las técnicas de relajación son diversas. Una técnica de relajación que funciona es la respiración controlada. Respirar profundamente antes de salir de casa te calmará. Cuente mientras inhala por la nariz y exhala por la boca.

Si siente el inicio de un ataque de pánico en presencia de personas, la respiración controlada calmará su ansiedad creciente.

Utilice recursos de autoayuda

Muchos recursos, como libros y programas en línea, le enseñarán a enfrentarse a su miedo. Algunos de estos libros y recursos en línea fueron escritos por personas que superaron sus fobias. ¿Qué mejor manera de tratar la ansiedad que escuchar a personas que se han recuperado de su miedo?

Expóngase a su miedo

Haz un esfuerzo constante por relacionarte con la gente. Interactuar con la gente puede poner tu mundo patas arriba porque te estarás exponiendo a lo mismo que temes. Tu ansiedad empezará a reducirse poco a poco y te encontrarás disfrutando de otra compañía que no sea la tuya. Acostumbrarse a estar rodeado de gente puede llevar tiempo, pero seguro que el esfuerzo merece la pena. Si te encuentras cómodo con una sola persona, habrás ganado una parte importante de la batalla.

Tratamiento antropofobia

El tratamiento profesional de las fobias incorpora terapias. Aunque hay muchas terapias disponibles, elija la que más le convenga. Para ti, como paciente con antropofobia, puede ser difícil abrirte a un terapeuta porque significa compartir un espacio con él. Eso está bien. Elige una alternativa que te permita sentirte seguro, como la interacción online.

Date tiempo y esfuérzate cada día. Asegúrate de que puedes señalar los progresos diarios.

Terapia de aceptación y compromiso

La terapia de aceptación y compromiso, o simplemente ACT, es una forma de psicoterapia que te ayudará a abordar y controlar las emociones difíciles. Lo único que tendrá que hacer es aceptar que existe un problema y actuar en consecuencia para aliviarlo. Un profesional de la medicina le ayudará a entender lo que teme de la gente a través de lo que comparte.

Una vez que haya aceptado lo que está fuera de su control, tome las riendas por completo y aplique las estrategias que le pondrán firmemente en el camino de la recuperación.

Terapia cognitivo-conductual

La terapia cognitivo-conductual es un tratamiento psicológico que trabaja para aliviar un miedo ayudando al paciente a enfrentarse a lo que teme. La TCC es diferente del consejo de autocuidado en el que te expones a tu ansiedad.

Un profesional le ayudará a interactuar con la gente de forma gradual y en un entorno controlado. Lo hará en función de cómo haya entendido su miedo.

Cómo afrontar la antropofobia

La antropofobia es un miedo extremo que te priva de una vibrante vida social. Aunque sus implicaciones son de gran alcance, no tiene por qué ser así. La recuperación es posible y depende de tu voluntad y determinación. No permitas que un miedo dicte lo que puedes o no puedes hacer y si puedes tener una vida social.

La antropofobia puede costarle amistades, oportunidades de trabajo, actividades de ocio y amor familiar. Te darás cuenta de que todas las esferas de la vida requieren interacción. Antes de que decidas trasladarte a una isla para vivir solo, aborda tu ansiedad por la gente.

El contacto humano no sólo es una parte crucial de su vida, sino también una necesidad humana básica inevitable. Aunque la terapia funciona, lo único que necesitas es abordar la fobia a la gente a nivel personal. Deje constancia en su mente de que la antropofobia puede superarse y trabaje para desaprender cualquier percepción negativa que tenga de la gente.