Barophobia-El miedo a la gravedad

Miedo a la gravedad: no te dejes engañar

Imagina tener miedo de ser aplastado por la atracción de la gravedad. Estás convencido de que la gravedad es una amenaza real y te aterra. Piensa en estar preocupado de que la gravedad desaparezca, dejando a toda la humanidad flotando en el espacio hasta que muera. Estás tan asustado de la idea, que solo ver un globo alejarse flotando puede desencadenar una reacción severa.

O bien, puede estar convencido de que el concepto de gravedad no tiene ningún sentido. Si ha tenido serias preocupaciones acerca de esa fuerza invisible de atracción que atrae objetos entre sí, es posible que sufra de barofobia o fobia al miedo a la gravedad.

Por inusual que parezca, tal condición existe. Echemos un vistazo más de cerca al tema.

¿Qué es la barofobia, el miedo a la gravedad?

La barofobia es una aversión irracional e intensa a la gravedad. Es el temor de que la gravedad pueda fallar repentinamente, dejándonos indefensos y poniendo nuestro universo patas arriba. Las personas con barofobia están convencidas de que tal escenario es una posibilidad real e inminente, de ahí que vivan con miedo a la gravedad todos los días. El mero pensamiento de la gravedad y lo que es capaz de hacer provoca ansiedad en las personas con barofobia. Como resultado, evitan hablar de ello en absoluto.

Como la mayoría de las fobias, la barofobia podría desencadenarse por un solo evento importante que dejó cicatrices de por vida. Otro desencadenante probable en ciertas personas es un riesgo inherente y mayor de desarrollar un trastorno de ansiedad.

La barofobia puede ser tan extrema que la persona puede evitar salir de casa. Con la fuerza de la gravedad alrededor, quienes sufren de barofobia piensan que el único recurso que tienen es tratar de permanecer en un lugar tanto como sea posible.

Síntomas de la barofobia

El miedo a la gravedad se manifiesta en una variedad de síntomas, la mayoría de los cuales son muy debilitantes para la salud de la persona que sufre de fobia.

Los síntomas físicos incluyen:

  • Sudando abundantemente
  • Pérdida de la realidad
  • Desmayo
  • Náusea
  • Fiebre
  • Diarrea
  • Sofocos o sofocos
  • Ataque de pánico
  • Hiperventilación

Los síntomas psicológicos incluyen:

  • Alucinación
  • Histeria
  • Depresión
  • trastorno de ansiedad
  • Ansiedad anticipatoria

Autoayuda para superar el miedo a la gravedad

Su primera línea de defensa para combatir la barofobia es informarse sobre la afección. Familiarícese con las causas de la barofobia y sus síntomas asociados. Leer sobre la fuerza de la gravedad también puede ayudar. Derribar mitos ayuda a evitar pensar demasiado o imaginar escenarios descabellados.

Meditación

Se ha demostrado que la meditación es eficaz para tratar la ansiedad y la depresión. Practicar técnicas de meditación de manera constante podría brindarle las herramientas que necesita para lidiar con sus desencadenantes a medida que surgen, y en última instancia sofocar sus reacciones mentales extremas. La meditación te enseña cómo distraer tu mente del disparador y, en su lugar, enfocarte en pensamientos positivos y relajantes.

Ejercicio

El ejercicio es otra forma eficaz de reducir los trastornos de ansiedad, los ataques de pánico y la depresión. La actividad física libera las hormonas del cuerpo para sentirse bien (endorfinas), lo que ayuda a poner a una persona en el estado mental adecuado. Se alienta a los pacientes con ansiedad a que realicen ejercicio regularmente, ya que es beneficioso para su afección.

Dieta saludable

Mantener una dieta saludable también puede ayudar a aliviar los síntomas de la barofobia. “Eres lo que comes” es una frase que se usa a menudo porque es cierta en todos los sentidos. Varios elementos en una dieta pueden ser dañinos o beneficiosos para tratar fobias o trastornos de ansiedad.

Por ejemplo, un alto consumo de cafeína puede inducir síntomas que imitan la ansiedad, como nerviosismo, inquietud y frecuencia cardíaca acelerada. Por lo tanto, se desaconseja a las personas con fobia que consuman demasiada cafeína.

Aunque los pacientes pueden emplear varias estrategias de autoayuda, como la meditación, el ejercicio y la dieta, las fobias son afecciones médicas delicadas que a veces requieren la ayuda de expertos para tratarlas por completo. Si ha probado técnicas de autoayuda y aún tiene dificultades, puede ser el momento de buscar ayuda profesional de un proveedor médico confiable.

Ayuda profesional para la barofobia

Buscar ayuda profesional es un gran paso hacia la recuperación de una persona que sufre de fobia. Afortunadamente, hay una variedad de tratamientos de barofobia disponibles. Las opciones incluyen:

Terapia conductual cognitiva (TCC)

Este procedimiento ayuda a las personas que padecen fobias a desafiar los pensamientos inútiles, para que puedan cambiar su comportamiento y desarrollar estrategias para manejar sus síntomas de manera efectiva. La TCC se considera una de las formas más efectivas de tratar las afecciones fóbicas y los trastornos mentales.

Terapia de conversación

Con este enfoque, las personas con fobia hablan de sus desafíos con un consejero o terapeuta calificado. Hablar sobre sus miedos ayuda a las personas que padecen fobias a lidiar con su angustia emocional. Este tratamiento tiene como objetivo ayudar a los pacientes a comprender y resolver los factores que causaron la fobia.

Medicamento

Los médicos también pueden recomendar o proporcionar medicamentos recetados para la fobia, especialmente en casos graves o debilitantes. El medicamento tiene como objetivo controlar los síntomas a corto plazo, o hasta que los efectos de la terapia surtan efecto.

Terapia de exposición

El psicoterapeuta también puede ayudar a los pacientes presentándoles gradualmente los desencadenantes de su fobia. La teoría es que al exponer al paciente a los desencadenantes poco a poco, con el tiempo, el paciente puede superar su miedo.

Terapia dialéctica conductual

Un procedimiento popular para el tratamiento de los trastornos de la personalidad, la terapia conductual dialéctica también ha demostrado ser eficaz para ayudar a las personas que padecen barofobia. Este tratamiento, que suele durar seis meses, empodera a los pacientes para que desarrollen habilidades de afrontamiento de sus síntomas excesivos.

Una intervención popular asociada con este tipo de terapia es la técnica de la ‘media sonrisa’. La media sonrisa es un enfoque de ‘afuera hacia adentro’, lo que significa que se enfoca en acciones concretas para provocar un cambio en los procesos internos, como los pensamientos y los sentimientos. Por ejemplo, en una sesión, se les puede pedir a los pacientes que hagan una media sonrisa mientras piensan en sus factores desencadenantes, en este caso, la gravedad. Esta sencilla práctica pretende enseñar a los pacientes a controlar sus reacciones.

Otras intervenciones de este tratamiento incluyen, entre otras: atención plena, habilidades de tolerancia a la angustia y habilidades de aceptación de la realidad.

ir para el tratamiento

Si sufres de fobia y vas a ver a un profesional médico por primera vez, es bueno que llegues preparado a la cita. Su terapeuta buscará información para comprender completamente su condición e identificar el curso de acción más apropiado para usted.

Algunas de las preguntas que su terapeuta puede hacer incluyen:

  • ¿Qué lo motivó a buscar terapia?
  • ¿En qué momento de tu vida comenzaste a sentir pánico por la idea de la gravedad?
  • ¿Cuándo es probable que broten sus síntomas? ¿Qué pensamientos pasan por su mente antes de que se presenten los síntomas?
  • ¿Alguna vez te has distraído para evitar pensar en tu desencadenante?
  • ¿Nota cosas que hacen que sus síntomas parezcan mejores o peores?
  • ¿Cómo le están afectando sus síntomas a usted y a las personas que lo rodean?
  • ¿Cómo ha estado lidiando con los síntomas que lo llevaron a la terapia? ¿Qué has intentado hasta ahora?
  • ¿Tiene (o ha tenido) alguna condición médica por la cual está tomando (o ha tomado) medicamentos recetados?

En conclusión

El primer paso para abordar el miedo a la gravedad es enfrentarlo de frente. No más esconderse en casa. Incluso si el proceso toma tiempo, comprométase y apéguese al plan de terapia. Con el cuidado adecuado, las personas con barofobia verán que sus síntomas se alivian y su calidad de vida mejora.

Deja un comentario