Cacomorfobia – El miedo a la gente gorda

El miedo excesivo de las personas obesas

¿Qué es lo primero que te viene a la mente cuando una persona gorda u obesa entra en una habitación?

¿Experimenta miedo o disgusto inexplicable cuando ve a alguien con sobrepeso?

¿Alguna vez ha tratado de controlar su ansiedad con las personas gordas y descubrió que simplemente no podía? Es posible que tengas miedo a las personas gordas. Podría darte un cierre al saber que hay un nombre de fobia a las grasas para lo que estás experimentando.

¿Cómo se llama el miedo a las personas obesas?

Cacomorphobia es el término que se le da a la fobia en la que uno experimenta un miedo extremo a las personas gordas. Esta es la definición clásica de fobia a las grasas y no significa que discrimines a las personas gordas. Aunque irracional, tener miedo a las personas con sobrepeso es una condición médica legítima.
Echemos un vistazo más de cerca a lo que es este miedo. Saber más sobre lo que está experimentando lo colocará en un mejor lugar para manejar su miedo.

De qué se trata la fobia a las grasas

Si bien es posible que a algunas personas no les gusten los que tienen sobrepeso, lo que experimentas va más allá de tener una aversión personal. Los gordos te inspiran un terror inexplicable e incontrolable.
En gran medida, la fobia a las grasas es inducida por los medios y la cultura. Rara vez vemos personas gordas en películas y películas a menos que el programa sea una comedia. La cacomorfobia también es diferente al miedo a la obesidad o al miedo a engordar. El miedo de las personas obesas tiene que ver con el temor de ver a las personas gordas.
Inevitablemente, encontrará personas de diferentes formas y tamaños en todas partes; esto incluye a las personas que tienen sobrepeso. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, más del 70 % de los estadounidenses tienen sobrepeso o son obesos.

¿Qué causa la cacomorfobia?

Para comprender su miedo, tenemos que llegar a su raíz. ¿Puedes recordar una experiencia traumática con una persona obesa cuando eras más joven? Al igual que otras fobias, las experiencias negativas son las responsables de nuestro miedo.
Es posible que haya sido intimidado por una persona gorda cuando era más joven. Tal vez te sentiste intimidado por ellos incluso cuando no era la intención. Por esta razón, podrías haber crecido pensando que las personas gordas son dañinas y están dispuestas a atacarte.

Síntomas de la fobia a las grasas

Para estar seguros de que realmente tiene cacomorfobia, debemos analizar los posibles síntomas. Los síntomas y el grado en que las personas los experimentan difieren de una persona a otra. Los síntomas también pueden verse influenciados por el desencadenante específico de su miedo a la fobia a las personas gordas . Puede experimentar síntomas físicos y/o psicológicos .
Síntomas físicos

● Aumento del ritmo cardíaco
● Sudoración profusa
● Escalofríos y temblores
● Respiración rápida y con dificultad
● Deseo de huir y esconderse cuando ve a una persona obesa

Síntomas psicológicos

● Pensamientos obsesivos y descontrolados sobre las personas gordas
● Tener imágenes mentales de ser atacado por una persona obesa
● Experimentar agorafobia, el miedo a los lugares que causan pánico
● Tener una respuesta incontrolable, irracional o exagerada hacia una persona gorda
● Concentración intensa en personas gordas en la medida en que le resulta difícil concentrarse en otra cosa

Tratamiento

Tu miedo a los gordos es controlable. No es necesario que sufras a causa de un miedo irrazonable e ilógico. La calidad de su vida puede haber disminuido severamente a causa de ello. Es posible que haya llegado a un punto en el que le resulte difícil funcionar con normalidad y llevar a cabo las tareas normales del día a día.
No te desanimes. Si bien no existe una píldora mágica que haga que todos sus miedos desaparezcan de la noche a la mañana, existen opciones que puede explorar y pasos que puede tomar para mejorar. El primer paso es comenzar con la autoayuda y ver si reduce su ansiedad y sus miedos.
autoayuda
La autoayuda requiere que ponga más esfuerzo en su recuperación. Puede hacer cosas por su cuenta que pueden ayudarlo a minimizar su cacomorfobia y sus efectos en su estilo de vida. Ve a un ritmo con el que te sientas cómodo. Esté abierto a probar diferentes métodos, ya que no todos los métodos funcionarán igual de bien.
Recuerda que la recuperación es un proceso que requiere voluntad, disciplina y compromiso. Aquí hay algunos métodos de autoayuda que puede probar.
Escribe tus pensamientos

Solo tú entiendes verdaderamente por lo que pasas cuando te encuentras con personas gordas. Escribe lo que sientes y piensas. Entra en tantos detalles como puedas. Revise lo que escribe para obtener más información sobre su ansiedad. Identifique los posibles desencadenantes y las actividades de afrontamiento que puede hacer la próxima vez que comience a experimentar su miedo.

Hable con alguien en quien confíe

Ya sea un amigo cercano o un familiar confiable, esta persona debe preocuparse por usted y tener la capacidad de calmarlo y consolarlo. Dile a tu confidente seleccionado cómo te ataca la ansiedad, qué la causa y qué has tratado de hacer al respecto.
Mencione incidentes específicos y cómo se desarrollaron. Aproveche la oportunidad para descargar parte del peso de sus miedos y como trampolín para discutir cómo podría manejarlos mejor. Narre incidentes que le interese compartir. Te darás cuenta de lo útil que es esto una vez que empieces a hacerlo.
Prueba técnicas de relajación
Las técnicas de relajación incluyen la meditación y la respiración controlada. Cuando esté en público y a la vista de una persona gorda, inhale y exhale hasta que controle sus miedos y su respiración. Te darás cuenta que esto relaja tu mente y libera la ansiedad.
Otra técnica de relajación es la autoafirmación. Busque declaraciones positivas y afirmativas que puedan ayudarlo a superar su miedo y que sean significativas para usted. Por ejemplo, puede recordarse a sí mismo que tiene el control y que sus miedos son tan grandes como usted los crea.
Busque grupos de apoyo
Es reconfortante saber que no estás solo cuando te enfrentas a la cacomorfobia. Los grupos de apoyo pueden ayudarlo a encontrar personas que estén pasando por los mismos desafíos que usted. Compartir sus miedos con personas que han pasado por experiencias similares no solo es catártico, sino que también puede brindarle formas útiles de lidiar con su miedo.
Si unirse a un grupo de apoyo en la vida real le parece un paso demasiado grande, puede buscar uno en línea. Para las personas que pueden ser tímidas o sentirse demasiado avergonzadas de hablar de algo tan personal frente a extraños, es una buena alternativa.

Ayuda profesional

Si ha estado considerando obtener ayuda profesional, busque terapia. Puedes buscar terapeutas, consejeros, psicólogos o incluso psiquiatras que se especialicen en el manejo de las fobias. Algunas terapias que puede encontrar incluyen psicoterapia y terapia de desensibilización.
En psicoterapia o terapia de conversación, se le pedirá que hable con un psiquiatra. El psiquiatra te escuchará para ayudarte a sobrellevar mejor tu situación. Le ayudarán a comprender sus estados de ánimo, sentimientos y comportamientos. Un psiquiatra puede ayudarte a definir la raíz de tu miedo en función de lo que le digas durante la sesión. Él o ella también puede ofrecer consejos sobre cómo puede lidiar mejor con su ansiedad.
Terapia de desensibilización en el miedo a la fobia a las grasasrequiere que pases tiempo en compañía de personas gordas. Si bien puede ser difícil al principio, poco a poco te acostumbrarás a su presencia. La terapia de desensibilización funciona mediante la creación de nuevas asociaciones de pensamiento para modificar el comportamiento anterior. Se busca reducir los miedos con relajación y reacciones más positivas.

Como hacer frente

Tenga en cuenta que las personas con sobrepeso no son del todo malas. La forma de una persona no define su carácter. Junto con la red de apoyo que elijas, puedes trabajar en tu miedo a las personas gordas y crear un entorno propicio en el que puedas convivir con ellas de forma más pacífica y saludable.

Conclusión
Si bien su médico puede recetarle antidepresivos y sedantes para un alivio a corto plazo, también debe buscar formas no medicadas de controlar su miedo. Ahora que sabe más sobre qué es la cacomorfobia, puede buscar la ayuda que necesita, ya sea participando en actividades de autoayuda o buscando un profesional capacitado para el tratamiento.
A medida que aprenda a manejar su miedo, sea paciente consigo mismo. Ten fe en que puedes superar esto y te volverás más fuerte a partir de la experiencia.

Deja un comentario