Cainophobia-El miedo a la novedad

Cainofobia, no es un problema nuevo

¿Te sientes incómodo con cosas desconocidas? ¿Te estremeces ante el cambio, la innovación, las novedades?

Mucha gente tiene miedo al cambio oa probar cosas nuevas. Sin embargo, si el miedo es lo suficientemente excesivo como para provocar problemas de salud física y mental, la razón podría ser una afección llamada cainofobia .

La cainofobia, el miedo extremo y morboso a la novedad, también se conoce con otros nombres: cainotofobia; kainofobia; cainolofobia; y neofobia. Exploremos qué podría causar este tipo de fobia, cómo se ven sus síntomas y qué opciones de tratamiento están disponibles para nosotros.


Hecho rápido:

El miedo a las cosas nuevas o novedad también se conoce como cenofobia o centofobia


¿Qué es la cainofobia?

La cainofobia puede ser causada por varias cosas, que incluyen: un incidente o trauma desencadenante específico; una disposición genética a la ansiedad; o cambios en el funcionamiento del cerebro.

Por ejemplo, una persona podría haber tenido una experiencia pasada de decepción extrema o incluso una situación que amenazaba su vida, y ese evento fue el resultado de algún tipo de cambio. En tales casos, el riesgo de desarrollar cainofobia es elevado.

Otra posibilidad es que la fobia haya sido provocada por el deseo impulsivo del paciente de tener siempre el control. Con éste, el cambio significaría salir de la zona de confort del que sufre de fobia. Para este individuo, ven el cambio como algo que debe evitarse.

Cualquiera que sea la causa, tener cainofobia puede ser perjudicial para el bienestar y la calidad de vida. Evitar cosas nuevas permaneciendo constantemente en las mismas situaciones o condiciones es arriesgado, incluso imposible. No importa cuánto evitemos el cambio o las cosas nuevas, no podemos evitar por completo que sucedan. Las personas que sufren de cainofobia tienen dificultades para lidiar con esta realidad.

Síntomas comunes de la caninofobia

Al igual que otras personas con fobias , las personas que padecen cainofobia pueden experimentar una variedad de síntomas físicos y mentales dolorosos como resultado de su condición.

Los síntomas físicos incluyen:

  • hiperventilando
  • Alta presión sanguínea
  • Dificultad para respirar
  • Insomnio
  • Temblor
  • Sudoración excesiva
  • Dolores en el pecho
  • Conmoción
  • Boca seca
  • Náusea
  • Diarrea
  • Sofocos o sofocos
  • Tartamudeo
  • Discurso rápido

Los síntomas psicológicos incluyen:

  • trastorno de ansiedad
  • Ataques de pánico
  • Depresión
  • Pensamientos suicidas
  • ponerse histérico
  • Trastorno obsesivo compulsivo

Autoayuda para la Cainofobia

Actividad física

La actividad física es una forma muy efectiva de lidiar con la ansiedad y otros síntomas relacionados con el estrés. El ejercicio libera hormonas para sentirse bien llamadas endorfinas y, cuando se realiza de manera constante, puede disminuir los niveles generales de tensión. Con todos sus beneficios para la condición física y mental de las personas, el ejercicio se considera una herramienta vital para afrontar bien los síntomas de la fobia.

Ejercicios de respiración

La dificultad para respirar se asocia comúnmente con la fobia. Practicar la respiración y los ejercicios controlados puede ayudar a estabilizar la presión arterial y controlar los desencadenantes de la fobia.

Meditación

La meditación es otra forma comprobada de tratar los síntomas de la fobia , la depresión y la ansiedad. La meditación, junto con la relajación y la atención plena, pueden mejorar la forma en que los pacientes reaccionan al estrés.

Visualización

La visualización es un enfoque en el que se alienta a las personas que padecen fobia a visualizarse a sí mismas entrando en una nueva situación y manejándola con facilidad. Se les pide que se imaginen a sí mismos sin ataques de pánico, sin sudar, simplemente moviéndose a través de la nueva situación con confianza y confiando en su capacidad para manejar cualquier sorpresa que pueda traer el cambio.

Yoga

Practicar yoga es una forma conocida de desestresarse y mejorar la sensación general de bienestar. Varios estudios han encontrado evidencia de la efectividad del yoga para reducir el estrés y la ansiedad. La creciente evidencia muestra que el yoga es un enfoque de relativamente bajo riesgo, pero de alto rendimiento para mejorar la salud mental y física.

Diario

Si bien no es una panacea, se ha demostrado que escribir un diario ofrece beneficios para la salud mental. Esta práctica puede mejorar el estado de ánimo y controlar los síntomas de depresión. Para las personas con trastornos de ansiedad, incluida la fobia, escribir un diario puede ayudar a rastrear cualquier síntoma para que puedan reconocer los desencadenantes y aprender formas de controlarlos. Llevar un diario también ayuda a las personas que padecen fobias a priorizar los problemas y las preocupaciones, y brinda la oportunidad de tener un diálogo interno positivo.

Ayuda profesional para la fobia al miedo a lo nuevo

Hay varias opciones de tratamiento de cainophobia disponibles.

Terapia de exposición

Este es un enfoque en el que los pacientes son expuestos gradual pero repetidamente al objeto de sus miedos. El objetivo es desensibilizar al que sufre de fobia a las cosas que le asustan. La terapia se inicia en un ambiente controlado, luego, más tarde, se alienta al paciente a iniciar el cambio por sí mismo, desde simples ajustes (por ejemplo, un nuevo hábito) hasta modificaciones importantes en el estilo de vida (por ejemplo, mudarse a una nueva casa).

Terapia de conducta cognitiva

Este tratamiento se esfuerza por enseñar a los pacientes a identificar y luego reemplazar los pensamientos y comportamientos dañinos por otros saludables. El objetivo es ayudar a los pacientes a comprender por qué piensan y reaccionan de la manera en que lo hacen ante situaciones nuevas, y luego enseñarles a responder productivamente a situaciones desconocidas.

Medicamento

Si los síntomas son extremos, los médicos pueden recetar medicamentos para ayudar a los pacientes a controlar su malestar. El medicamento no cura la fobia, pero alivia los síntomas durante el tiempo que están activos.

Terapia de conversación

Esto implica la ayuda de un psiquiatra experto o un profesional de la salud mental que guíe a los pacientes a través de su trauma y miedo permitiéndoles hablar y procesarlo verbalmente. La terapia se puede hacer en grupo para animar a escuchar a aquellos con experiencias similares. O bien, se puede hacer uno a uno en sesiones programadas y consistentes.

Buscando tratamiento

Cuando ingrese a la terapia por primera vez, espere muchas preguntas de su proveedor médico. Estas preguntas y sus respuestas ayudarán a su terapeuta a obtener una imagen precisa de su condición. Así que prepárese para proporcionar tantos detalles como sea posible sobre su condición.

Algunas de las preguntas que le pueden hacer incluyen:

  1. ¿Qué lo motivó a buscar terapia ahora?
  2. ¿Cuándo notó sus síntomas por primera vez?
  3. ¿Cuándo es probable que ocurran sus síntomas? ¿Qué pensamientos pasan por su mente antes de que sus síntomas se activen?
  4. ¿Nota cosas que hacen que sus síntomas parezcan mejores o peores de lo que serían de otro modo?
  5. ¿Cómo le están afectando sus síntomas a usted y a las personas que lo rodean?
  6. ¿Cómo ha estado lidiando con los síntomas que lo llevaron a la terapia? ¿Qué has intentado hasta ahora?
  7. ¿Tiene (o ha tenido) alguna condición médica por la cual está tomando (o ha tomado) medicamentos recetados?

Consejos para lidiar con la cainofobia

Varias formas de ayudar a evitar los síntomas desencadenantes incluyen:

  1. Evite la cafeína.
  2. Descansa mejor.
  3. Dormir más.
  4. Coma una dieta saludable.
  5. Busque ayuda profesional.
  6. Siga las instrucciones del médico.
  7. Manten una mente abierta.
  8. Ser amable con usted mismo.
  9. No lo evite, incluso cuando experimente recaídas.
  10. Asiste regularmente a tus sesiones de terapia.
  11. Abrace el crecimiento y las nuevas aventuras que vienen con el cambio.
  12. Deje que sus seres queridos participen en su viaje de curación.
  13. Date cuenta de que el cambio no es el problema, pero cómo reaccionas ante él y lo manejas es lo que determina el resultado.
  14. Aprende que no puedes controlarlo todo y que ciertas cosas están fuera de tu control.

El cambio y el crecimiento son inevitables en la vida. Uno puede imaginar cuán potencialmente debilitante puede ser la cainofobia para las personas que luchan contra ella. Pero contar con el apoyo de una variedad de fuentes puede ayudar a mejorar los síntomas y abordar situaciones difíciles. Además, la parte más difícil de superar la fobia es empezar. Si usted o un ser querido tiene fobia y ha decidido buscar ayuda, anímese y sepa que con cada paso adelante, la cura está a su alcance.

Deja un comentario