Chionophobia-El miedo a la nieve

¿Nieve blanca suave y esponjosa, inofensiva? No si tienes Chionophobia

¿Buscas excusas para no salir de casa en invierno? ¿La alfombra blanca de nieve que parece majestuosa para todos los demás tiende a aterrorizarte? ¿Te encuentras corriendo hacia los confines seguros de tu hogar en el momento en que comienza a nevar?

No tienes forma de explicar por qué tus ojos están pegados al informe meteorológico durante los inviernos con la esperanza de nevadas. ¿Puedes explicar por qué cuando las vacaciones como la Navidad requieren que camines hacia la nieve, te aterrorizas o por qué el sentimiento de una “Navidad blanca” no te llena de alegría como lo hace con tu familia y amigos?

Vivir con ese miedo es probablemente muy difícil y no algo fácil de entender para alguien que no ha pasado por eso. Sin embargo, no hay necesidad de que pierdas la esperanza. Puede que no haya ninguna forma particular de tratar una fobia. Pero hay muchos métodos de tratamiento que puede probar.

¿Qué causa la fobia a la nieve?

La niofobia generalmente se origina a partir de una experiencia infantil negativa pasada. Puede ser porque te golpeó una bola de nieve extremadamente dura o fuiste víctima de un accidente causado por caminos resbaladizos y nieve. La nieve viene con condiciones climáticas adversas, y podría resultar en nevadas, pérdida de energía, tuberías congeladas, árboles caídos, todo lo cual podría resultar peligroso.

Cualquiera de los incidentes mencionados anteriormente podría ser el origen de su miedo al frío .

Un miedo irracional al agua podría convertirse en un miedo al hielo, que no es más que agua congelada.

Claro, todos estos temores han demostrado ser irracionales, pero escuchar eso no ayuda a su caso, ¿verdad?

El término Chionophobia se origina de la palabra griega ‘chion’, que se refiere a la nieve, y phobia, que significa miedo. La niofobia es el miedo irracional a la nieve y suele estar relacionado con el miedo a la muerte o al daño físico. Las fobias se manifiestan de manera diferente en diferentes tipos de personas según sus experiencias individuales. Sin embargo, hay dos miedos destacados en las raíces de la quionofobia. El primero es el miedo a ser bloqueado por la nieve o atascado o cautivado por la nieve. El segundo es el miedo a quedar varado solo en la nieve.

Puede darse cuenta de que su miedo es irracional e infundado. Sin embargo, es posible que aún le cueste aceptar esos hechos, y mucho menos controlarlos. En ocasiones, es posible que tienda a negarse a salir por la puerta si hay un manto de nieve que cubre las carreteras y los caminos de entrada, que de otro modo estarían despejados.

Tus amigos pueden tender a evitar el miedo, calificándolo de estúpido o pensando que simplemente estás tratando de llamar la atención. Sin embargo, para alguien que tiene Chionophobia, el miedo es muy real.

Síntomas de la Chionofobia

Como todas las demás fobias, la quionofobia tiende a causar varios síntomas.

Síntomas psicológicos:

El síntoma más común de Chionophobia es cuando alguien que tiene Chionophobia comienza a prestar atención indebida a los informes meteorológicos. Empiezas a ser terco y te niegas a salir de la casa cuando está nevando. El miedo a la nieve y al clima tormentoso a veces puede llenarlo con una sensación de pavor y fatalidad, lo que puede provocar temblores extremos y, en algunos casos, incluso ataques de pánico.

La niofobia también puede conducir a la depresión.

Síntomas físicos:

Los síntomas físicos de Chionophobia incluyen llanto, gritos, temblores y, en algunos casos, incluso vómitos. Algunos otros síntomas también incluyen palpitaciones del corazón y trastornos estomacales. El rápido aumento de los latidos del corazón, temblores, náuseas, dificultad para respirar son algunos de los otros síntomas físicos comúnmente observados de Chionophobia.

También puede sudar en exceso y sentir que se está ahogando cuando se desencadena el miedo.

Como todas las demás fobias, la quionofobia es un miedo irracional. Pero si descubre que la quionofobia le impide vivir su vida normalmente, entonces puede ser el momento de considerar la ayuda profesional. Si bien las fobias no tienen ningún tratamiento en particular, existen múltiples métodos de tratamiento que puede probar.

Autoayuda – ¿Qué puedes hacer por ti mismo?

Antes de considerar buscar ayuda profesional, intente resolver su problema usted mismo. Después de todo, la autoayuda es la mejor ayuda. Dado que la mente tiende a creer lo que escucha constantemente, puede tratar de asegurarse de que todo estará bien.

Las técnicas de relajación, como los ejercicios de respiración y la meditación, pueden ayudar mucho a calmar la mente cuando se desencadena la fobia. Contar números y tranquilizarse con pensamientos y declaraciones positivas también ha demostrado ser útil a largo plazo.

Un método alternativo para tratar la Chionofobia sería exponerse a su objeto de miedo. Con su fobia en su apogeo, puede parecerle imposible hacerlo, pero donde hay voluntad, hay una manera. Tal vez comience poco a poco simplemente mirando la nieve desde la ventana a medida que se vuelve más seguro, salga a la nieve para dar un paseo corto. A medida que continúe exponiéndose a la nieve, lo que puede ser muy difícil en ese momento, encontrará que sus temores se agotan lentamente a medida que avanza.

Exponerse gradualmente a las actividades de invierno también ayuda a reducir su ansiedad con respecto a la nieve.

Ayuda profesional para El miedo a la nieve

Dependiendo de la extensión de sus síntomas, lo mejor es buscar ayuda profesional. En algunos casos, el miedo extremo puede afectar el funcionamiento diario de su vida. Puede surgir en el camino del trabajo y su carrera, etc. Por lo tanto, es importante saber que no debe ignorar los ataques de pánico y, en cambio, buscar un tratamiento para llegar a la raíz del miedo.

La hipnoterapia ha demostrado ser un remedio eficaz para tratar diversas fobias sociales, entre ellas el miedo a la nieve, es decir la Chionofobia. Te relaja profundamente, lo que le permite al terapeuta comprender la causa raíz de la fobia. Lo que, a su vez, lo abrirá a sugerencias sobre formas de superarlo. La terapia es conocida por su capacidad para reducir la gravedad y la recurrencia de los ataques de pánico, que usted también puede estar sufriendo.

Lidiando con la quionofobia

Todos los métodos de tratamiento mencionados anteriormente no pueden garantizar de ninguna manera que su fobia desaparezca por completo. Sin embargo, le permitirán controlar su fobia, en lugar de ser controlado por ella. Lo que eso significa es que ya no sentirás los mismos niveles de ansiedad cuando estés en contacto con la nieve y finalmente podrás sobrellevar el miedo.
Superar la quionofobia puede contribuir en gran medida a llevar una vida relativamente normal. Ahora puedes ir a esquiar con todos tus amigos y disfrutar verdaderamente del espíritu maravilloso y divertido que conlleva tener una “Navidad blanca”. ¡Y más aún, poder correr en la nieve con tu familia y participar en esas peleas de bolas de nieve tan molestas, que luego pueden convertirse en guerras de bolas de nieve!

Deja un comentario