Chronophobia-El miedo del tiempo

El miedo al tiempo es real para algunos

¿A menudo te preocupa lo rápido que pasa el tiempo?

¿Te encuentras escuchando atentamente los sonidos de las manecillas del reloj en movimiento? Cuando los pensamientos sobre el tiempo pasan por tu mente, ¿te sientes incómodo o incluso aterrorizado?

Antes de seguir hablando de esto, es mejor estar seguro. Pregúntese con qué frecuencia experimenta este miedo. ¿Ocurre una vez cada pocos días, todos los días, o piensas en ello todo el tiempo?

Es posible que tenga cronofobia, lo que significa el miedo al tiempo. Es bastante común y afecta a muchas personas de todas las edades.

No se alarme. Con un poco de ayuda, esta condición es manejable. Pero primero, debe observar más de cerca las causas, los síntomas y el tratamiento de la cronofobia.

Todo lo que necesitas saber sobre la cronofobia

La cronofobia proviene del idioma griego, donde «crono» significa tiempo y «fobia» significa miedo. Es una especie de fobia. Los expertos en salud describen las fobias como un miedo irracional o extremo a algo.

La parte complicada es que este objeto normalmente no causa una reacción tan severa en otras personas. Puede que no te gusten los gatos, pero tener fobia a los gatos es un problema diferente. Del mismo modo, puede que te asuste el paso del tiempo, pero tener cronofobia es otra cosa.

La cronofobia es diferente de otras fobias ya que no es un objeto visible lo que causa la fobia. Las personas que temen a los pájaros o las serpientes simplemente los señalan y la gente sabe cómo ayudarlos. Dado que el tiempo es un concepto, no muchas personas saben qué hacer si alguien muestra signos de cronofobia. ¿Y cómo puedes evitar el tiempo o sus símbolos en primer lugar?

¿Qué causa la cronofobia?

Quizás te estés preguntando, “¿Por qué tengo Cronofobia?” Estas son algunas de las razones por las que las personas desarrollan este miedo irracional a los relojes y al tiempo:

Estar atrapado e incierto

¿Alguna vez ha estado atrapado en un lugar del que es difícil salir? Puede ser un mal matrimonio, la cárcel, un mal trabajo o espacios reducidos. Algunas personas que se sienten atrapadas y no encuentran la forma de escapar de su situación desarrollan cronofobia.
Los reclusos que no saben medir el tiempo sufren de neurosis carcelaria, que es una especie de cronofobia. Los refugiados en los campamentos se preguntan si las cosas alguna vez volverán a la normalidad. Estos grupos pueden comenzar a medir el tiempo de manera obsesiva sin estar seguros de cuánto tiempo deben continuar viviendo en su arreglo temporal.

Trauma físico o mental

Las víctimas de abuso sexual, los sobrevivientes de desastres naturales o accidentes y los dolientes son propensos a otros problemas de salud mental. El evento puede estar directamente relacionado con el paso del tiempo, de ahí la asociación negativa. En raras ocasiones, una lesión en la cabeza o una enfermedad neurológica afecta el funcionamiento del cerebro, lo que puede causar fobias.

Envejecimiento

El miedo a envejecer o envejecer puede empeorar hasta convertirse en un caso de cronofobia. Tienen remordimientos o aprensiones acerca de cómo han gastado su tiempo. Estas personas cuestionan sus elecciones y son incapaces de encontrar claridad en sus vidas actuales. Sus miedos también pueden ser el resultado de una tarea que no se ha hecho o deseos no cumplidos.

Fracaso

Tener una serie de fracasos o que le recuerden constantemente lo fracasado que es puede convertirse en otro desencadenante de las fobias relacionadas con el tiempo. Estas personas son ambiciosas, pero parece que nunca pueden tomar un descanso. Desarrollan esta fobia a medida que comienzan a medir el tiempo y ven cuán lejos están del éxito.

Enfermedad terminal

Esta fobia es común entre los pacientes que son conscientes de su enfermedad grave. Temen a la muerte y comienzan a desarrollar una fobia a lo rápido que pasa el tiempo.

Si cree que usted o alguien que le importa se enfrenta a este problema, debe observar y tomar nota de todos sus síntomas.

Síntomas de la cronofobia

Las personas son conscientes de lo poco realista e ilógico que es su miedo, pero aun así sucumben a él. Esa es una señal segura de que están lidiando con una fobia.
Aquí hay más síntomas para ayudarlo a identificar esta fobia.

Síntomas psicológicos

● Sentirse desconectado de la realidad, como si la persona estuviera viendo la vida desde la perspectiva de una tercera persona
● Ataques de pánico
● Confusión y un sentimiento repentino de desorientación
● Pensamientos abrumadores y oscuros sobre la muerte
● Miedo a perder o perder el tiempo
● Sentirse emocional y actuar excesivamente

Síntomas físicos

● Náuseas o vómitos
● Malestar estomacal ● Dolor
corporal inexplicable
● Episodios de desmayo ● Falta de
aire
● Aumento de la angustia

Los síntomas solo ayudan a identificar el problema. Si observa estas señales constantemente, es hora de aceptar que puede necesitar ayuda.

Cómo hacer frente a la cronofobia a través de la autoayuda

Es posible que un cronofóbico lleve una vida normal. La mejor manera de ayudarse a sí mismo es identificando su fobia y tomando el curso de acción correcto tan pronto como esté listo.

Pruebe lo siguiente:

1. Investigue sobre la cronofobia.
2. Tome nota de todos sus síntomas.
3. Mantenga un diario personal para escribir sobre sus pensamientos.
4. Confía en tus seres queridos y habla de cómo te sientes.
5. Intenta meditar, hacer yoga o hacer ejercicio para despejarte y canalizar tus pensamientos.
6. Usa varios ejercicios de salud mental para aprender cosas nuevas sobre ti mismo.
7. Juega juegos para distraer tu mente y mantener tu cerebro activo.

Sin embargo, si no puede identificar la causa de su fobia, o si los métodos de autoayuda no funcionan, no se preocupe. Puedes consultar a un especialista que te pueda ayudar.

Recibir un tratamiento profesional para la cronofobia

Hay muchas maneras de tratarlo profesionalmente. Los expertos que han tratado casos similares preguntarán sobre su historial médico y experiencias de vida para identificar la causa raíz del problema. También pueden pedirle que realice una prueba de cronofobia.
Si visita a un terapeuta, puede tomar varias sesiones comprender su problema. Según el problema, recomendarán la terapia adecuada.
Estas son algunas de las terapias que podrían prescribir:

Psicoterapia

También conocida como terapia de conversación, el experto analiza metódicamente sus experiencias y emociones. Como tercera persona y consultor capacitado, saben qué preguntar y cómo descifrar el significado de sus respuestas.

Hipnoterapia

En algunos casos, la hipnoterapia se usa para ponerlo en un sueño profundo. Esto le permite al terapeuta explorar su subconsciente.

Uso de medicamentos

Considere esto como último recurso. En casos severos, también se pueden usar medicamentos recetados para controlar la fobia.
La mayoría de estas terapias se usan comúnmente para curar problemas de salud mental. No es sorprendente ya que la mayoría de las condiciones mentales están relacionadas.

Aprendiendo a vivir con cronofobia

La prevención puede ser un desafío con las fobias, ya que a menudo se enfocan en objetos cotidianos o desencadenantes abstractos que son imposibles de evitar. Incluso después de haber pasado por el tratamiento, habrá rastros de la fobia. La mayoría de las fobias nunca se pueden curar por completo. Puede usar varios métodos para reducir el efecto, pero debe darse cuenta de que es una batalla constante. Puede aprender formas de detenerlo, pero aún persistirá.

En conclusión
La mayoría de la gente teme al tiempo ya la muerte. Sin embargo, una obsesión enfermiza con cualquiera de los dos es algo que no debe ignorarse. Es una señal de algo mucho más siniestro que te está pasando.

Deja un comentario