Ciberfobia (El miedo a la tecnología): Causas, síntomas y tratamiento

¿Se encuentra corriendo en dirección contraria cuando alguien le pide que envíe un simple correo electrónico? ¿Tiene miedo de que Internet le defraude por muchas precauciones que tome? Si es así, es posible que tenga ciberfobia.

¿Qué es la ciberfobia o miedo a la tecnología?

La ciberfobia, como todas las demás fobias, es un miedo irracional. Es el miedo o la aversión a los ordenadores o a cualquier tecnología nueva.

Publicidad

Probablemente le resulte difícil explicar a su familia y amigos el miedo que siente cuando le entregan cualquier aparato electrónico. A veces, incluso hacer una simple llamada de teléfono puede parecerle agotador, ya que teme que pueda hacer algo más al teléfono por error.

Vivir con este miedo puede ser muy difícil y probablemente sea la perdición de tu existencia. Es posible que empiece a sentirse inseguro de sí mismo, ya que todos los que le rodean pueden utilizar estos aparatos electrónicos con tanta libertad, pero usted se siente reacio a hacerlo.

Sin embargo, no hay por qué perder la esperanza. Hay formas de superar tus miedos identificando la causa que los origina.

Causas de la ciberfobia

A menudo se observa en personas mayores que se perdieron la revolución de la tecnología o en aquellas que todavía están luchando por adaptarse a la nueva era de la tecnología. También es común que tengan ciberfobia las personas que tienen muy poca confianza en sí mismas y sienten que son propensas a cometer errores, por lo que tienen miedo de ser juzgadas por eso y sólo por ese hecho.

Hay varias formas de experimentar la Ciberfobia. Por ejemplo, los profesores pueden experimentar una forma de Ciberfobia si se ven obligados a cambiar su forma de enseñar. Puedes tener Ciberfobia si te sientes incompetente. También puede ocurrir si careces de las habilidades necesarias para desenvolverte en esta nueva era de la tecnología.

La ciberfobia también se debe a experiencias negativas con la tecnología o los ordenadores. Por ejemplo, si tu ordenador ha sido pirateado anteriormente, puedes temer que vuelva a ocurrir lo mismo.

Mientras que a otros les parece que la ciberfobia es ridícula y roza la tontería, sólo una persona que sufra esta fobia será capaz de comprender la profundidad del miedo asociado a ella.

Síntomas de la ciberfobia

Como el resto de las fobias, la ciberfobia es un trastorno mental y manifiesta diversos síntomas en quienes la padecen.

Estos síntomas pueden ser tanto psicológicos como físicos.

Síntomas psicológicos:

Los síntomas de la Ciberfobia son generalmente inconscientes e incontrolables. Se apoderan de tus pensamientos, llevándote a tomar medidas extremas para evitar tu objeto de miedo, en este caso, los ordenadores. Es lo que se conoce como comportamiento de seguridad o de evitación.

Puedes notar que te cuesta concentrarte y también te resulta difícil relajarte. Cuando se desencadena la fobia, también puede notar que suda en exceso.

Síntomas físicos:

Los síntomas físicos de la ciberfobia incluyen ataques de pánico, fatiga, dolores y molestias. También puede empezar a sentirse sin aliento cuando está en contacto con ordenadores u otros aparatos electrónicos similares. También pueden aparecer dolores de cabeza en esta época. Cuando se le pide o se enfrenta a un ordenador, puede incluso encontrarse mareado.

Si nota que la ciberfobia está obstaculizando o interfiriendo en el funcionamiento normal de su vida, es hora de hacer algo al respecto. Incluso podría considerar la posibilidad de buscar nuestra ayuda profesional. Sin embargo, no existe un único tratamiento para la ciberfobia. Hay varios métodos de tratamiento que puedes probar.

 ¿Qué puede hacer superar la ciberfobia?

Antes de considerar otras opciones de tratamiento, puede considerar tratar de ayudarse a sí mismo. Puedes empezar por intentar calmarte cuando te enfrentes a tu miedo y asegurarte de que tus temores no son más que una manifestación de tu mente.

Las técnicas de relajación, como los ejercicios de respiración y la meditación, pueden ayudar mucho a calmar la mente caótica.

Otra forma de superar la ciberfobia es exponerse a aquello que le aterra, en este caso, los ordenadores y otros aparatos electrónicos. Verás que si eres lo suficientemente persistente, tus miedos empezarán a disminuir lentamente.

Puedes empezar por aprender nuevas tecnologías y utilizar el software que te resulte más cómodo. Puedes aplicar cualquiera de las técnicas mencionadas anteriormente para ayudar a superar tus miedos.

Tratamiento para la ciberfobia

Durante muchos años, incluso los psicólogos han sido ajenos al hecho de que nuestra mente es capaz de producir reacciones biológicas reales ante cualquier situación o estímulo. Eso significa que para usted el objeto o la situación, en su caso el ordenador, supone una amenaza que le parece muy real.

La mayoría de las personas que padecen ciberfobia saben que su miedo es irracional, pero siguen sintiendo ese miedo.

Es entonces cuando debe considerar la posibilidad de buscar ayuda profesional. Una vez que consigas convencerte de que debes acudir a un profesional, ellos se encargarán de todo.

No es tan sencillo como parece. Es crucial recordar que el profesional debe ser sólo un especialista en salud mental de confianza. Se trata de evitar cualquier trauma innecesario. Sin embargo, los métodos de tratamiento pueden variar de una persona a otra, dependiendo de sus síntomas.