Didaskaleinophobia-El miedo de ir a la escuela

Descifrando la Didaskaleinofobia – El Miedo a Ir a la Escuela

¿Temes ir a la escuela? ¿La idea de ir a clase es suficiente para darte un ataque de pánico o dolores de estómago? ¿Te encuentras pensando: ‘¿Es normal tener miedo a la escuela?’ o ‘¿Cómo puedo superar mi miedo a la escuela?’

Si bien es común sentirse perezoso o que no le guste la escuela y la tarea, un miedo pronunciado y prolongado a la escuela en sí misma podría ser un síntoma de didakaleinofobia.

Dida-que? Esta larga palabra tiene un significado simple. Didaskaleinofobia es el miedo a ir a la escuela. Suena como algo que podría haber sido inventado por un niño que odia ir a la escuela, pero no lo es. La didaskaleinofobia es un miedo legítimo que es real y no inventado.

Si usted o su hijo experimentan didascaleinofobia, no es demasiado tarde para superarla. Averigüemos más sobre didaskale… vale, el miedo a ir a la escuela.

¿Qué causa el miedo a ir a la escuela?

Las causas de la didaskaleinofobia no son fáciles de descifrar. En la superficie, puede parecer algo que inventa un niño al que no le gusta la escuela, pero las posibles razones detrás de esto pueden verse influenciadas por múltiples factores.

Vida personal

Los problemas financieros en el hogar o mudarse a una nueva ciudad son eventos estresantes. La ansiedad menor por mudarse a una nueva escuela puede desencadenarse por otro evento estresante en el hogar o la escuela, convirtiendo la ansiedad temporal en una fobia a la escuela a largo plazo. Muchos padres presionan a sus hijos para que les vaya mejor en la escuela mientras se niegan a escuchar las preocupaciones y los problemas de sus hijos. Como resultado, los niños pueden sentirse atrapados en un ambiente estresante del que parece no haber escapatoria.

Eventos pasados ​​Los

padres divorciados, la muerte de un ser querido o el comportamiento abusivo de alguien en la escuela pueden hacer que los niños se depriman. Los niños pueden comenzar a ver las interacciones sociales regulares como una experiencia negativa y, en última instancia, temer ser forzados a tales interacciones.

Causas psicológicas/genéticas Los antecedentes

de trastornos de ansiedad o ansiedad social en la familia pueden transmitirse a los niños. Su primera interacción con el mundo exterior ocurre en la escuela. Ciertas experiencias en la escuela pueden hacer que aparezcan la ansiedad y los trastornos de ansiedad.

Causas ambientales Las

noticias sobre violencia armada, intimidación en la escuela y maestros estrictos pueden contribuir a crear un ambiente hostil. Si los padres o cuidadores no abordan un entorno hostil, puede dar lugar a la fobia escolar.

La ansiedad por separación en los niños pequeños que comienzan la escuela puede empeorar si se encuentran con condiciones adversas en el campus. Del mismo modo, la pubertad es un hito importante para los niños. Las experiencias traumáticas y angustiosas durante estos momentos pueden tener un efecto negativo a largo plazo en su psique.

Todo lo que necesitas saber sobre la didaskaleinofobia

El término didaskaleinophobia se origina en ‘didasko’ que significa enseñar y ‘fobia’ que significa temer.
La didaskaleinofobia es frecuente y fácil de detectar en niños de 5 a 10 años de edad. Sin embargo, la didaskaleinophobia en adultos no es desconocida. La didaskaleinofobia no diagnosticada en la infancia puede convertir a los niños ansiosos en adultos ansiosos. Su miedo a la escuela puede convertirse en miedo a la sociedad, al lugar de trabajo y al aire libre.

Síntomas de la didascaleinofobia

Cuanto más joven es la víctima, más difícil es entenderla. Los niños pueden mostrar una variedad de comportamientos que indican miedo, pero pueden volverse menos expresivos y pueden recurrir a comportamientos de evitación para dejar de ir a la escuela a medida que crecen. Si bien estos síntomas describen a los niños que exteriormente muestran miedo, recuerde que los niños que van a la escuela también pueden tener didascaleinofobia.

Síntomas físicos (para grupos de edad más jóvenes)

● Llorar o gritar
● Aferrarse a los padres cuando está cerca o fuera de la escuela

Síntomas físicos (para grupos de mayor edad)

● Quejas de dolor de cabeza o de estómago
● Pérdida del apetito
● Faltar a la escuela
● Ansiedad o ataques de pánico
● Problemas para conciliar el sueño
● Náuseas
● Comer por estrés
● Uso de alcohol o drogas
● Mareos
● Palpitaciones del corazón
● Sequedad de boca
● Sudoración
● Dificultad para respirar

Síntomas psicológicos

● Mentir, inventar historias y fingir enfermedades para evitar la escuela
● Depresión
● Cambios de humor
● Reducción de la interacción con familiares y amigos
● Reducción de la actividad social
● Siempre enojado o irritable
● Quejarse constantemente de los maestros y la escuela
● Ansiedad y nerviosismo

Puede ser difícil identificar síntomas que también podrían aplicarse a cientos de cosas diferentes. Una solución simple es buscar patrones de comportamiento relacionados con ir a la escuela o actividades escolares.

¿Cómo lidias con la didaskaleinofobia?

No importa cuánto deseen los niños evitar la escuela, es beneficioso para ellos asistir a clase. La escuela les ayuda a obtener una educación mientras desarrollan una comprensión social del mundo que les rodea. Este tipo de socialización es más importante de lo que parece.

La evitación o las alternativas (como la educación en el hogar) pueden ayudarlos a aprender, pero no eliminarán el miedo a la escuela. En lugar de evitar la escuela, los padres y los niños deben buscar terapias y ejercicios que puedan ayudarlos a adaptarse. Los niños pueden practicar solos o con sus padres y profesionales capacitados.

Autoayuda: ¿qué pueden hacer los niños o los padres?

La autoayuda implica que los padres y los niños tomen la iniciativa para encontrar una solución encontrando la causa. Tome medidas que ayuden a los niños a familiarizarse con el entorno escolar y aborde cualquier inquietud que surja de él. Los padres son el primer contacto social que tienen los niños y esta relación inspira la forma en que interactúan con el mundo. Las relaciones saludables en el hogar permiten que los niños sigan las mismas prácticas fuera del hogar.

Hablar

Hablar con alguien ayuda a obtener una nueva perspectiva y desarrolla un sentimiento de comodidad entre las personas. Los niños pueden hablar con sus padres, maestros o un consejero en la escuela. Se puede solicitar la ayuda de los maestros si es necesario.

Ejercicios de relajación

Se sabe que la visualización, la musicoterapia y los ejercicios de respiración relajan el cuerpo y la mente. Hacer alguna forma de estos ejercicios antes y después de la escuela puede ayudar a que los niños se sientan cómodos y ayudarlos a preocuparse menos y concentrarse más en el presente. Estar presente y ser racional se puede lograr con ejercicios de atención plena. Los profesionales o los padres pueden guiar a los niños para que hagan esto.

Estilo
de vida
Una dieta saludable y el ejercicio alivian el estrés del cuerpo. Concéntrese menos en las calificaciones, la tarea y la escuela. Evite culpar a los niños por las malas calificaciones o presionarlos constantemente para que estudien más, ya que puede aumentar su miedo a obtener malas calificaciones.

Ayuda Profesional para el Miedo a Ir a la Escuela – Tus Opciones

Si la sola idea de ir a la escuela hace que sus hijos entren en pánico, puede ser un problema grave y se recomienda consultar a un profesional. Un profesional capacitado puede realizar una prueba de didascaleinofobia para ver el nivel de miedo de los niños.

Terapia conductual cognitiva

Esto incluye una serie de sesiones en las que un terapeuta habla con un niño sobre el miedo, las respuestas al miedo, los síntomas, los pensamientos y los sentimientos. Su propósito es sacar a relucir la causa raíz del miedo, ayudar al niño a desarrollar caminos mentales más saludables y racionalizar sus acciones.

Desensibilización

También conocida como terapia de exposición, la desensibilización expone a los niños al factor desencadenante o estresante en un entorno controlado. Los niños pueden participar en estos ejercicios sabiendo que no son reales y son completamente seguros. El propósito de esto es desensibilizar a los niños hacia el factor estresante mediante la exposición repetida y mostrarles formas de afrontarlo.

Medicamentos

El tratamiento de la didaskaleinofobia en niños más pequeños lo hace más efectivo, pero los medicamentos deben ser la última opción. Si bien los medicamentos son una buena solución para disminuir las respuestas de miedo y ayudan a calmar al niño, no brindan un alivio permanente del miedo.

Aprendiendo a hacer frente a la didaskaleinofobia

Cualquier fobia que involucre a los niños puede ser frustrante para los niños y sus padres. Los padres pueden ayudar a los niños a sobrellevar la situación siendo pacientes y tranquilos. Confiar en sus hijos, comprender la situación y prestar un oído comprensivo funciona bien para reducir la energía nerviosa en los niños.
Los padres también necesitan apoyo. Los padres pueden obtener apoyo mutuo o de un terapeuta. Obtener el apoyo de los padres puede ayudar a los padres a calmar sus preocupaciones para que puedan ayudar a sus hijos y ser los padres que sus hijos necesitan.

Deja un comentario