Doraphobia – El miedo a las pieles o pieles

Miedo excesivo a las pieles y pieles

¿Evitas a los animales peludos como la peste? ¿La idea de tener un abrigo de piel o un bolso de cuero te da escalofríos? ¿Tocar el pelaje o la piel de un animal te da ganas de vomitar? Ni siquiera puedes pensar en animales sin sufrir un ataque de pánico o marearte.

Estás solo con tu miedo a las pieles y las pieles, mientras que el resto de tus amigos están felizmente pasando el rato con sus mascotas. Todo lo que puedes hacer es quedarte en casa.

Si ese no es el tipo de vida que quieres vivir, entonces necesitas encontrar la raíz del problema para superarlo de una vez por todas.

Todo lo que necesitas saber sobre la dorafobia

¿Qué significa Dorafobia? La palabra «dora» significa «piel o piel», mientras que la palabra «phobos» significa miedo. Se traduce en miedo a las pieles y el pelaje, pero hay varias formas en que se manifiesta esta fobia.

Una persona con dorafobia puede desencadenarse por el acto de tocar animales o sus pieles, piel y pelaje. Odian la textura o temen las consecuencias de tocar la piel de los animales.

Esta condición también varía en intensidad. Un dorafóbico puede estar simplemente asqueado por el pelaje y la piel, mientras que algunos no pueden soportar ni siquiera pensar en eso.
El miedo a las pieles puede coincidir con la zoofobia (miedo a los animales), la cetofobia (miedo al pelo) o una variedad de fobias relacionadas con los animales.

Causas de la dorafobia

Se cree que los trastornos psicológicos como las fobias y la ansiedad se transmiten a través de los genes. Si tus padres, abuelos u otros familiares sufren de algún problema de este tipo, es más probable que desarrolles miedos irracionales en algún momento de tu vida.

Sin embargo, estos no ocurren sin un desencadenante ambiental. Un gen subyacente se activa después de un encuentro traumático o estresante. Tales incidentes incluyen:

● Un viaje escolar al zoológico que salió mal
● Un ataque de una mascota de la casa o de un vecino
● Un incidente de infección o mordedura de un animal
● Aprender que el pelaje real proviene de los animales
● Ver cómo desollan a un animal
● Una reacción alérgica grave a los animales, sus pelo, pulgas o caspa

Todos estos pueden ser traumáticos, especialmente si ocurren en la infancia. Las emociones fuertes de estos eventos pueden crear un odio de por vida hacia la piel o el pelaje de los animales.

Otras causas ambientales podrían ser:

● Aprendiste en la escuela sobre las enfermedades que los animales portan en su pelaje.
● Si un padre tiene miedo a los animales, entonces el niño también podría desarrollarlos.
● Si un ser querido muere por causas relacionadas con animales, entonces la persona podría temer a los animales.
● Si tuviera un perro que muda mucho pelo en casa y se estuviera muriendo.
● La pérdida de cabello para usted significa muerte y enfermedad.

Las causas de la dorafobia no son racionales de ninguna manera. Para mayor precisión, esta condición solo debe ser diagnosticada por un profesional.

Síntomas de la dorafobia

La dorafobia es una de las fobias que se manifiesta primero en los pensamientos de una persona y luego en su comportamiento. Esto significa que es más probable que los síntomas psicológicos estén presentes antes de que puedas ver signos físicos como ataques de pánico.

Síntomas físicos

● Sofocos
● Hiperventilación
● Opresión en el pecho
● Náuseas
● Dolor de cabeza
● Dolor de estómago
● Ataques de ansiedad
● Temblores o temblores
● Tensión muscular
● Aumento del ritmo cardíaco
● Mareos o desmayos
● Sudoración
● Reacción alérgica a los animales

Síntomas Psicológicos

● Dificultad para concentrarse
● Cambios de humor
● Ansiedad
● Evitar a los animales
● Evitar los juguetes de peluche
● Sentimientos de pavor
● Miedo a morir
● Inquietud o sensación de que algo malo podría pasar si tocan a un animal
● Odio a las pieles, abrigos de piel o pieles de animales y objetos con texturas similares
● Pensamientos negativos o pesadillas sobre animales peludos

¿Cómo lidias con la dorafobia?

Lo que hace que una fobia sea diferente es la respuesta excesiva que las personas muestran hacia el desencadenante. La causa también puede parecer irracional o irrazonable. Por el contrario, el miedo es relativamente racional y se puede mantener bajo control. El miedo no impedirá que las personas vivan sus vidas con normalidad, pero una fobia sí lo hará.

Cuando se trata de dorafobia, la evitación no es la solución. La gente ama a los animales, por lo que a menudo aparecen en los anuncios. A menos que dejes de ver la televisión, probablemente verás un animal peludo más temprano que tarde.

Las mascotas también son bastante comunes. No puedes dejar de ver a tus amigos o familiares simplemente porque tienen un perro o un gato. Peor aún, es probable que tenga la misma reacción intensa a los abrigos de piel, juguetes de peluche u objetos hechos de piel. No importa si es real o falso.

Por eso es mejor buscar ayuda lo antes posible si cree que tiene dorafobia.

Autoayuda – ¿Qué puedes hacer?

Mientras tanto, puedes aprender estos métodos de autoayuda para recuperar el control de tu vida.
Comunicarte con alguien en quien confíes podría ayudarte a sacar todo el estrés de tu mente. Puedes pedirle a un amigo que te escuche sin juzgar. Deben saber que la charla en sí misma es la solución; todo lo que necesitan hacer es escuchar.

Trate de evitar la cafeína. El café hace mucho más que despertarte. Interrumpe la actividad natural de su cuerpo y causa problemas estomacales. Además, estar con cafeína se siente como si estuvieras en modo de lucha en todo momento. También se deben evitar el alcohol y otras sustancias que alteran el estado de ánimo.

Si le resulta difícil mantenerse alejado de la cafeína, intente hacer ejercicio. Si bien los dos no están directamente relacionados, su cuerpo comienza a aprender formas naturales de despertarse. Quemar algunas calorías lo mantiene despierto, elimina las toxinas y lo ayuda a mantener la calma frente a un factor estresante.

La autoayuda comienza con pequeños pasos para superar el miedo, pero cada fobia es mental primero y física después. Entonces, tratar lo que está en la mente es la ruta correcta.

No se centre sólo en los síntomas. Aprenda a diferenciar entre los métodos que ocultan sus síntomas y los que realmente los tratan.

Obtener ayuda profesional

El tratamiento de la dorafobia incluye métodos similares al tratamiento de otras fobias. Estos ejercicios se basan en cuál es la causa raíz del miedo.

● La terapia conductual cognitiva implica que el terapeuta trabaje con el paciente para cambiar las vías cognitivas negativas por vías positivas y útiles.
● La Terapia Conductual Dialéctica enseña al paciente técnicas para regular sus respuestas de miedo. Puede incluir atención plena, media sonrisa y regulación emocional bajo la supervisión de un terapeuta. DBT generalmente aparece cuando la persona puede racionalizar los pensamientos pero no el comportamiento.
● La terapia de exposición o desensibilización hace lo que dice: desensibiliza o expone al paciente al estresor. Esto se puede hacer de varias maneras. El paciente se expone al estresor de forma controlada, ya sea directa o indirectamente. Un encuentro directo implica el contacto físico con pieles o pieles de animales. Un encuentro indirecto requiere pensar en pieles y pieles. Ambos podrían ayudar a la persona a familiarizarse con el factor estresante y darse cuenta de que no le hace daño de ninguna manera.
● Por lo general, se prescriben medicamentos como bloqueadores beta, ansiolíticos o antidepresivos para sustituir las respuestas hormonales. Estas medidas de apoyo son temporales. No están destinados a curar las fobias y, por lo general, se administran como último recurso.

Aprendiendo a hacer frente a la dorafobia

Los consejos de autoayuda pueden ser buenos, pero una consulta con un experto es infinitamente mejor. A menos que sepa cuál es el problema, ¿cómo sabrá qué solucionar? Cuanto más tiempo haya tenido el miedo para progresar, más tiempo llevará tratarlo.

El primer paso es admitir que hay un problema. Pídale a un miembro de la familia que se comunique con un profesional si pedir ayuda usted mismo es demasiado intimidante. La terapia puede hacer que las personas sean vulnerables, por lo que estar acompañado por un pariente o un amigo cercano puede mantener el ánimo en alto.

Ahora que tiene el conocimiento y las estrategias, todo lo que necesita es la motivación para enfrentar su miedo. Eventualmente, estarás abrazando a tu propia mascota y disfrutando de la lujosa sensación del pelaje en tu piel.

Deja un comentario