El Miedo a los Pies – Podofobia

Hablemos del Miedo a los Pies, o Podofobia

¿Te miras los pies y sientes un pánico intenso?

¿Tienes miedo de que los pies te toquen? ¿Evitas los pies de tu pareja mientras duermes en la misma cama?

¿La idea de una pedicura le provoca mareos o malestar estomacal ?

Si odia los pies, tiene miedo de estar descalzo o quiere mantener los pies cubiertos en todo momento, puede ser una de las 1 de cada 1000 personas en los Estados Unidos que tienen miedo a los pies.

Puede ser difícil creer que este es un miedo real, sin embargo, es una fobia que causa muchos de los mismos síntomas que cualquier otra fobia. Por supuesto, este miedo es irracional: todos tienen pies, ¿verdad? Sin embargo, aquellos que sufren de podofobia pueden incluso tener dificultades para ducharse a menos que mantengan los calcetines en sus pies.

Algunas soluciones pueden ayudarte si sientes que tienes miedo a los pies. El primer paso es aceptar que tienes esta fobia y luego aprender cuándo y dónde comenzó este miedo. Desde allí puede buscar ayuda profesional si es necesario.

¿Qué es el miedo a los pies?

El miedo a los pies es una fobia en la que una persona no puede soportar mirar ningún pie, incluidos los suyos. Esta fobia hace que la persona use calcetines la mayor parte del tiempo, incluso en la cama o en la ducha. Debido al uso constante de calcetines, las infecciones por hongos pueden ocurrir sin que la persona se dé cuenta.

Miedo a los pies proviene de la palabra griega podos, para “pies” y fobia para “miedo”. La podofobia es diferente para cada persona. Algunos ni siquiera pueden hablar de pies o ver a alguien usando sandalias. Si tiene podofobia, es posible que tenga miedo de que las personas le toquen los pies o de que los pies se descubran.

¿Qué causa la podofobia?

Se desconoce la causa de la podofobia, sin embargo, los expertos tienen sus ideas.

Algunos creen que podría ser causado por un evento traumático en el pasado de una persona que tuvo que ver con los pies. Un ejemplo sería un hermano o hermana mayor que te patearía, lo que te haría odiar o temerle a los pies. Algunas personas que sufren de pohophobia pueden enojarse o asustarse al ver los pies descalzos de alguien.

Algunos médicos creen que el miedo puede ser genético, lo que significa que fue heredado, ya que es posible que no recuerde ninguna razón en su pasado que le haya causado tener miedo a los pies.

Las dolencias como el dedo en martillo o los juanetes pueden ser la causa del miedo a los pies en algunos, ya que sus pies pueden doler debido a una enfermedad . Si te duelen los pies, tendrás tendencia a protegerlos, lo que puede llevar a tener miedo de no tener los pies cubiertos en todo momento. En algunos casos, incluso la mención de los pies puede hacer que recuerdes la angustia que tenías, lo que puede provocar que tengas síntomas de podofobia.

Síntomas de la podofobia

Como ocurre con todas las fobias, es posible que experimente síntomas mentales o físicos aunque sepa que los pies no son peligrosos. Es posible que se sienta completamente impotente para detener los síntomas .

Los síntomas físicos del miedo a los pies incluyen:

  • Dificultad para respirar cuando ve o piensa en los pies
  • Latidos cardíacos rápidos al ver o pensar en los pies
  • Transpiración
  • Sacudida
  • Temblor
  • Náusea
  • Mareo
  • Desmayo
  • Siempre cubriendo tus pies
  • Pedir a otros que se cubran los pies
  • No hablará de nada relacionado con los pies, como los zapatos.
  • Retirarse de familiares y amigos.

Síntomas psicológicos del miedo a los pies:

  • Miedo extremo
  • Ansiedad
  • Vincular los pies con la muerte
  • Vincular los pies con la muerte
  • Ver pies en sueños
  • Ataques de pánico

Tratamientos para la Podofobia

Autoayuda: ¿Qué puedo hacer para ayudarme con la podofobia?

Puede ser difícil ayudarse a sí mismo con el miedo a los pies hasta que se dé cuenta de que tiene el problema. En la mayoría de los casos, una persona con podofobia cree que tiene una enfermedad que está causando el problema. O creen que están bien, simplemente no les gustan los pies o los odian.

En la mayoría de los casos, una vez que se ha descubierto el problema, es mejor buscar ayuda profesional si el problema es grave. Si tiene problemas para realizar las tareas diarias y las actividades sociales debido al miedo a los pies, la terapia hará maravillas.

Opciones de ayuda profesional

El asesoramiento ha demostrado ser exitoso para las personas que sufren de podofobia. El tratamiento más efectivo ha sido la terapia cognitiva conductual. La principal herramienta utilizada es una exposición gradual de los pies en un ambiente seguro.

La terapia lo ayudará a comprender que el miedo a los pies es irracional, lo que ayudará a superarlo lentamente. En la mayoría de los casos, la terapia comienza con la visualización de fotografías de los pies. El proceso progresará lentamente, por lo que se sentirá a gusto. A medida que avanza, incluso puede hacer arreglos para recibir una pedicura.

Todo el proceso de lucha contra la pobofobia será en un entorno controlado y seguro, por lo que podrás entrenarte para ver y pensar en los pies sin ningún miedo.

En otros casos, el terapeuta puede querer saber la causa de su miedo, lo que se conoce como hipnoterapia. Aprender qué causó el miedo y cómo o por qué ha progresado puede ayudar a encontrar las mejores opciones de terapia para usted. Con la hipnoterapia, tendrás que revisar tus recuerdos en un ambiente seguro hasta que descubras cuándo comenzó el miedo, lo que te ayudará a enfrentarlo.

Medicamentos utilizados para el miedo a los pies

La mayoría de las personas con podofobia no necesitan medicamentos recetados. Sin embargo, para aquellos que están teniendo varios ataques de pánico intensos o están ansiosos todo el tiempo, algunos medicamentos pueden ayudar con los síntomas.

Los medicamentos que se prescriben a menudo son ansiolíticos o antidepresivos que le ayudarán a superar los sentimientos intensos, por lo que la terapia funcionará mejor. Estabilizar los síntomas a menudo ayuda a brindarle una sensación de calma a medida que revisa sus recuerdos para descubrir y luego superar el miedo.

Consejos simples para manejar la podofobia

Puede que no haya una manera de evitar tus pies o ver los pies, pero hay algunas cosas que puedes hacer para superar el miedo.

Si está intentando esto solo sin terapia, deberá recordar que sus pies son importantes. Luego preste atención a lo que desencadena el miedo. Una vez que conozca los desencadenantes, como ver a alguien patear una pelota o simplemente ver un pie, puede aprender qué evitar.

Los desencadenantes son la parte más importante de cualquier fobia. Una vez que aprenda qué desencadena el miedo además de solo ver los pies, puede ajustar su vida para evitar los sentimientos que provocan el pánico.

Deja un comentario