Electrofobia – Miedo a la electricidad

Electrofobia: los hechos son impactantes

¿Se siente ansioso o inexplicablemente nervioso alrededor de la electricidad o los aparatos eléctricos? ¿Incluso la idea de electricidad u objetos eléctricos hace que su corazón se acelere? ¿Y te encuentras obsesionado y, a veces, incluso exagerando la probabilidad de electrocutarte o quedar atrapado en un incendio causado por la electricidad?

Todos estos son síntomas de una condición fóbica grave conocida como electrofobia o miedo a la electricidad. Como muchas fobias, la electrofobia a menudo se desarrolla después de una experiencia traumática relacionada con la electricidad.

Teniendo en cuenta que el mundo depende cada vez más de la tecnología y muchas de estas tecnologías funcionan con electricidad, vivir con miedo a la electricidad puede dejarlo discapacitado e incapaz de funcionar. Afortunadamente, no tiene por qué ser así y el primer paso para enfrentar su electrofobia es comprender de dónde proviene y por qué está luchando contra ella.

¿Qué es la electrofobia?

La electrofobia es el miedo mórbido a cualquier cosa que funcione con electricidad. Este temor no es tan infundado considerando que una persona puede morir por un accidente eléctrico. Sin embargo, la electrofobia es un alto nivel de aprensión incluso en presencia de niveles inofensivos de electricidad.

¿Cuál es el significado de la electrofobia?

Tu mente está constantemente temerosa y en un grado exagerado de preocupación hacia cualquier cosa eléctrica. El miedo es tan intenso que eres víctima de constantes síntomas de ansiedad o sentimientos de pánico.

La diferencia entre tener una fobia y simplemente ser cauteloso con la electricidad está en las reacciones irracionales y la ansiedad intensa que tienes cuando te encuentras con la electricidad en cualquier forma. Una fobia a la electricidad te hace sentir completamente impotente y fuera de control, mientras que la precaución con la electricidad te enseña a controlar o regular el suministro de electricidad a tu alrededor para evitar accidentes.

Es un trastorno mental que se desencadena debido a una experiencia dolorosa con la electricidad. Por ejemplo, recibir una descarga eléctrica cuando era niño o perder a un ser querido en un accidente eléctrico son escenarios traumáticos que pueden conducir a un miedo desproporcionado e intenso a los dispositivos eléctricos.

Ahora reacciona a este desencadenante evitando cualquier cosa que funcione con electricidad, incluidos los controles remotos, microondas, lavadoras, aspiradoras e incluso teléfonos celulares en algunos casos extremos, lo que conduce a una calidad de vida reducida.

Síntomas de electrofobia

Su miedo a la electricidad se hace evidente en ciertos patrones de comportamiento o reacciones. Una persona electrofóbica típica tiene una respuesta de huida o lucha hacia la electricidad. Esto puede manifestarse tanto psicológica como físicamente.

Síntomas físicos

  • Mareo
  • Sofocos
  • Sofocos
  • Llanto
  • Inquietud
  • Náusea
  • Taquicardia (frecuencia cardíaca superior a 100 latidos por minuto)

Síntomas Psicológicos

  • Ataques de pánico
  • Ansiedad mórbida incluso ante la idea de estar expuesto a la electricidad
  • Hiperventilación
  • Expresando conmoción
  • Incapacidad para funcionar normalmente
  • palpitaciones
  • TOC

Cómo tratar el miedo a la fobia a la electricidad

Puedes ayudarte a ti mismo

Si bien no puede deshacerse por completo de su fobia, hay ciertas cosas o hábitos que puede hacer para reducir la intensidad de sus reacciones hacia el desencadenante. Tenga en cuenta que poder ayudarse a sí mismo no debe ser un sustituto de la asistencia profesional, especialmente en casos extremos. Y al igual que la mayoría de los trastornos mentales, las fobias exigen una gran cantidad de voluntad propia y práctica consciente para superarlas.

Las siguientes son formas en que puede ayudarse a sí mismo a superar un episodio fóbico malo y recuperar su poder y control.

Ejercicio

Involucrarse en actividades físicas siempre ha tenido efectos positivos en la salud mental. Para quienes padecen trastornos de ansiedad, se ha demostrado que el ejercicio reduce en gran medida el nivel de estrés al liberar endorfinas o «sustancias químicas para sentirse bien» en el cerebro. Los ejercicios cardiovasculares y aeróbicos son muy recomendables para este propósito.

Meditación

La meditación constante te lleva a un estado de atención plena y alerta mental. Esto te ayuda a abordar tus miedos irracionales y verlos desde una nueva perspectiva. También puede ayudar al redirigir la mente de la presencia de un desencadenante a un pensamiento u objeto que lo haga sentir más seguro y menos amenazado, reduciendo drásticamente las posibilidades de un posible ataque de pánico.

Ejercicios de respiración

Concentrarse en su respiración y ser consciente de disminuir la velocidad y activar el diafragma ayuda a desviar la atención del estrés y lo calma. Los ejercicios de respiración son una herramienta de afrontamiento popular para las personas con ansiedad y se sabe que son efectivos para relajar la mente.

Yoga

Los expertos creen que practicar ciertas posiciones de yoga puede ayudar a aliviar el estrés que genera la ansiedad anticipada. También es otra puerta de entrada a la meditación y la redirección consciente.

Terapia de desensibilización o exposición

Esto implica confrontar tus miedos aumentando deliberada y gradualmente tu exposición a lo que temes . Aquí no hay prisa. Ponte a prueba y aprende gradualmente a lidiar con la electricidad como una parte necesaria de la vida diaria.

Ayuda Profesional para Electrofobia

Además de las técnicas de autoayuda mencionadas anteriormente, se recomienda la ayuda profesional. La terapia profesional y las técnicas de autoayuda funcionan bien en conjunto para ayudarlo a superar su fobia. Debe buscar la asistencia profesional de un terapeuta, consejero, psicólogo, psiquiatra o cualquier otro experto en ese campo que pueda ayudarlo a profundizar en su caso e implementar la terapia de tratamiento adecuada.

Cada víctima tiene su propio conjunto único de síntomas e intensidad. Un experto puede ofrecer una solución después de realizar las pruebas y el examen adecuados. Los psicoterapeutas suelen emplear el uso de ciertos métodos de tratamiento en función del paciente. Ejemplos de estos métodos son:

Terapia conductual cognitiva (TCC)

La TCC es un tratamiento que se usa a menudo en pacientes con trastorno de ansiedad y TOC. Dado que estos son síntomas de electrofobia, han demostrado ser útiles para tratar la electrofobia. El proceso te ayuda a entender tu miedo desde la raíz. Qué podría haberlo desencadenado, cómo se ha manifestado en su vida cotidiana y cuál es la mejor manera de enfrentarlo. Equipa a las víctimas con las herramientas adecuadas y el conocimiento de su trastorno para ayudar a manejarlo.

Medicamento

Hay una serie de medicamentos potencialmente recetados para ayudar a las personas a lidiar con los síntomas de su fobia. Para este propósito, se pueden usar medicamentos como betabloqueantes, benzodiazepinas y antidepresivos. Los medicamentos solo se utilizan en casos extremos para controlar los síntomas de la fobia , pero no tratan la fobia en sí.

Consejos para lidiar con la electrofobia

Elimina la cafeína de tu dieta

La cafeína es una sustancia conocida que induce al estrés y es una buena práctica evitarla si sufres de una fobia. Las bebidas con cafeína, el té, los chocolates e incluso algunos alimentos deben reducirse o eliminarse de su dieta para evitar cualquier posible aumento en su fisiología corporal ya tensa.

Se paciente

Sea paciente y amable consigo mismo en su viaje hacia la curación. Podría haber episodios de recaída en los que sienta que no está logrando ningún progreso significativo. Debes recordar darte tiempo. Estás lidiando con lo que es en gran medida un trastorno mental. Se necesita mucha fuerza y ​​determinación.

dormir bien

No subestime el impacto directo que tiene la calidad del sueño en su salud general y sus niveles de estrés. Consigue ese descanso que tanto necesitas y tu cuerpo y mente te lo agradecerán.

Escucha a los expertos

Escuche y siga las instrucciones de su asesor profesional. Sea completamente abierto con ellos acerca de sus síntomas, progreso o incluso recaída.

Su miedo morboso a la electricidad puede ser la forma en que su mente lo protege de que vuelva a ocurrir. Aunque exagerado, su miedo a los dispositivos eléctricos no es completamente irracional porque causan daño cuando no se manejan adecuadamente.

Su proceso de curación implicaría enseñarle a su cuerpo que está fuera de peligro y que ya no tiene que vivir con miedo a algo que podría ser beneficioso para su calidad de vida.

Decide dar los pasos correctos para liberarte de las garras de este miedo hoy, porque es posible.

Deja un comentario