Eremophobia-El miedo al aislamiento

Descifrando la eremofobia: el miedo al aislamiento

¿Temes estar solo? Tal vez solo la idea de estar aislado te asuste tanto que no puedas ser tu mismo.

Si bien todos anhelamos el apego y la atención, algunos de nosotros podemos sufrir ataques de ansiedad y pánico por nuestro miedo morboso a la soledad. Si ese es tu caso, lo más probable es que sufras Eremofobia.

Aprendamos todo sobre el significado, las causas y el tratamiento de la Eremofobia.

La información básica sobre la eremofobia

¿La eremofobia es el miedo a qué, debes estar pensando? También conocida como Monofobia, Autofobia e Isolofobia, la Eremofobia es el miedo morboso e inexplicable al aislamiento o la soledad.

Es cierto que hemos sido programados para creer que la atención, las relaciones y la intimidad con los demás son la clave para nuestra supervivencia. Esto nos hace temerosos de la separación y el aislamiento. Para algunos, toma un giro feo y más serio con el nombre de Eremophobia.

Las personas que sufren de eremofobia no disfrutan de la soledad. Necesitan estar rodeados de gente o tener compañía todo el tiempo. Solo la idea de quedarse solo puede ser angustioso para ellos e impactar negativamente en su vida.

Eremofobia Significado

Eremophobia se deriva de la palabra griega “erēmia”, que significa desierto (un pedazo de tierra estéril), y “fobia”, que significa miedo.
¿Cómo se pronuncia eremofobia?
La ortografía fonética, que puede ayudarte a descifrar la pronunciación de eremophobia, es la siguiente:
er-e-mo-pho-bia

Causas de la eremofobia

Hay varias razones que pueden hacer que desarrolles eremofobia.

Un evento traumático de la infancia en el que sintió abandono o experimentó algo negativo cuando estaba solo puede ser un factor desencadenante importante de la eremofobia.

Es muy posible que desarrolles un miedo al aislamiento porque uno de tus antepasados ​​también lo tuvo. Los miedos se pueden transmitir de generación en generación a través de la composición genética.

El medio ambiente también puede desempeñar un papel en infundir miedo en su sistema. Lo que creces viendo y bebiendo puede reflejarse a través de tus acciones. Si creces viendo a alguien cercano temeroso de quedarse solo, empiezas a considerarlo como un miedo potencial para ti también.

¿Cómo crees que es la eremofobia, el miedo a uno mismo?

Quedarse aislado o soportar el sentimiento de soledad varía de persona a persona. Su idea de aislamiento y soledad puede diferir para su amigo o familiar. No puedes comparar tus luchas con las de otros.

Entonces, la eremofobia sería diferente para todos los que la enfrenten. El vínculo común entre la eremofobia y la mayoría de las fobias es la ansiedad.

Tu ansiedad toma un nuevo rostro cuando sufres de una fobia. Tienes miedo de ti mismo y de tu propia compañía. Cada vez que estás lejos de las personas, solo con tus pensamientos, tu cuerpo, tanto mental como físicamente, da un giro desagradable y comienzas a exhibir múltiples síntomas que están relacionados con tus miedos.

La eremofobia es única de otras fobias porque el estímulo del miedo siempre está presente, aunque no tenga un desencadenante físico.

Síntomas de la eremofobia

Los síntomas que vienen con Eremophobia son similares a cualquier otra fobia que existe. Estos síntomas son generalmente incontrolables y pueden hacerse cargo fácilmente de su vida normal.

Para determinar si sufre de eremofobia o no, esté atento a los siguientes síntomas que es probable que presente su cuerpo:

Síntomas Psicológicos

– Ponerse ansioso e inquieto en las situaciones más triviales
– Falta de concentración y falta de voluntad para completar una tarea
– Distraerse fácilmente de completar las tareas diarias
– Desarrollar un sentimiento de no ser amado y anhelar atención en todo momento
– Falta de independencia y querer siempre depender del apoyo de otras personas
– Sensación de reclusión incluso en un grupo grande
– Incapacidad para relajarse y calmarse uno mismo
– Perder los estribos y irritarse fácilmente

Síntomas físicos

– Ataques de pánico
– Convulsiones
– Palpitaciones del corazón
– Dificultad para respirar
– Náuseas
– Piel
de gallina – Mareos
– Dolor y dolor corporal
– Sudoración excesiva
– Migrañas y dolores de cabeza
– Sequedad de boca

¿Cómo lidias con la eremofobia?

Cuando esté tratando de lidiar con la eremofobia, primero identifique si es el miedo al aislamiento lo que está sufriendo o el disgusto que le causa. El miedo no debe confundirse con el asco.

La emoción del miedo se manifiesta cuando tienes miedo de un resultado peligroso que puede surgir de tu fuente de miedo: el aislamiento en el caso de la eremofobia. El asco, por otro lado, es la emoción que exhibes cuando sientes una posible enfermedad, dolencia, enfermedad o contaminación desde la fuente.

Tratas la eremofobia como lo harías con cualquier otra fobia. Hay algunas opciones de tratamiento concluyentes cuyos beneficios puede aprovechar. Echemos un vistazo detallado a ellos a continuación.

Autoayuda: ¿qué puede hacer para ayudarse a sí mismo?

Si siente que tiene eremofobia, confíele su fobia a alguien en quien confíe. Puede ser cualquiera, desde un amigo hasta un miembro de la familia o incluso un colega. Hablar de tus miedos es una de las mejores formas de superarlos.

Trate de entender de dónde viene su miedo. Es posible que hayas desarrollado eremofobia como resultado de la ansiedad por separación. Recoge tus pensamientos y escríbelos en un diario.

meditar _ Meditar. Meditar. La meditación es una forma de autoayuda que limpiará tus energías y creará un manto de aura positiva a tu alrededor. Esto lo motivará a superar sus miedos y vivir una vida mejor y más plena en el futuro.

Ayuda profesional para el miedo al aislamiento: las opciones disponibles

Actualmente, no hay tratamientos concretos disponibles que lo liberen completamente de la eremofobia. Sin embargo, existen algunas opciones de psicoterapia profesional que ayudarán a disminuir los síntomas asociados con sus miedos. Echemos un vistazo a ellos:

La terapia de exposición es uno de esos tratamientos. Implica la exposición del individuo al estímulo fóbico de forma controlada y cómoda. Las etapas iniciales de esta terapia se realizan en una zona segura y cómoda, y gradualmente se vuelve más desafiante cada día. Esta terapia ayuda en la reducción de la ansiedad y trastornos mentales similares que resultan de la eremofobia.

La terapia cognitiva conductual es otro enfoque práctico para enfrentar un miedo en el que el terapeuta lo hace enfrentar sus miedos y toma nota de todos los cambios de comportamiento que demuestra, tanto física como mentalmente.

La reducción del estrés basada en la atención plena (MBSR) es una práctica de curación basada en los principios del ejercicio, la meditación, el yoga y el bienestar. Esta forma de terapia lo ayuda a combatir los problemas de estrés, ansiedad, depresión y otras agonías psicológicas a través de la atención plena.

¿Cómo hacer frente a la eremofobia?

Hacer frente a una fobia, que es tan grave como la eremofobia, requiere un tipo especial de atención y devoción. Algunas de las mejores maneras de sobrellevarlo y emerger más fuerte y mejor como persona son:

El miedo es una respuesta natural que evocas ante un peligro desconocido. Ese peligro que percibes debido a tus miedos es menor en magnitud de lo que crees que es. La mayoría de las veces, ni siquiera existe. Tus miedos están en tu cabeza, y solo tú puedes sacarlos de allí. Usa afirmaciones. Dite cada día que eres mucho más que tus miedos. No dejes que tus miedos te derroten y saquen lo mejor de ti.

Enfrenta tus miedos. No importa cuán desalentador pueda parecerle al principio, los resultados siempre superan la dificultad que posee. Huir de la eremofobia no hará que desaparezca. Enfrentarlo e identificar los problemas que trae consigo es la única manera de poder dominarlo.
Palabras finales
Tener miedo de cierto objeto o situación es un sentimiento normal. Lo que no es normal es vivir con él el tiempo suficiente para que se alimente de tu alma, poco a poco todos los días.

Cuando sus batallas con la eremofobia parezcan un final difícil, confíe en las técnicas de autoayuda o busque ayuda profesional para encontrar la salida. Tus miedos son tan grandes como tú los haces ser. Así que date la oportunidad de vivir libre de miedo.

Deja un comentario