Escotomafobia – El miedo a la ceguera

El miedo a la ceguera se conoce como escotomafobia

285 millones de personas en todo el mundo tienen discapacidad visual.

Ahora, esto hace que la ceguera sea una preocupación bastante seria. Pero la situación se sale de control cuando esta preocupación se convierte en una fobia y se vuelve difícil de contener.

Todos tenemos miedo de quedar ciegos si nos encontramos con una situación que amenaza nuestra vista. Pero a veces, ese miedo alcanza niveles extremos, hasta el punto en que las personas están constantemente aterrorizadas por la ceguera.

Aterrador, ¿verdad? Pero escúchame, es curable. Puedes muy bien vencer tu miedo irracional a la ceguera aprendiendo a manejar tus pensamientos. Explore todo sobre su miedo y las formas de vencerlo a continuación:

¿Qué significa la escotomafobia?

¿Sabes cómo la gente toma medidas cautelosas para evitar forzar la vista? La escotomafobia es tejer la vida de uno en torno a estas medidas cautelosas para proteger la vista. Entonces, ¿qué significa Escotomafobia?La escotomafobia es el miedo intenso a la ceguera. Scotomaphobia se deriva del griego ‘scotoma’ que significa ceguera y ‘phobos’ que significa miedo. Es una fobia específica. Las fobias específicas son fobias a objetos o situaciones específicas, en este caso, la ceguera. Las personas que sufren de escotomafobia experimentan una ansiedad extrema cuando se exponen a una situación que sienten que les afectará visualmente. En casos severos, no es necesario estar en la situación para desencadenar una reacción. Solo la idea de quedarse ciego puede desencadenar ansiedad y estrés. Esta ansiedad incontrolable puede incluso conducir a un ataque de pánico. Para evitar estos niveles extremos de estrés, a menudo evitan situaciones que pueden desencadenar ansiedad. Evaden sus pensamientos intrusivos con sentimientos placenteros, no lidiando con la ansiedad sino evitando las situaciones desencadenantes. que a menudo puede afectar todo su estilo de vida. Cuando sigue recurriendo a tales comportamientos de evitación de forma repetitiva, puede provocar TOC, desarrolla una necesidad compulsiva de seguir haciendo ciertas cosas. Estos comportamientos también afectan su vida social y profesional.

¿Qué causa la escotomafobia?

Uno puede temer a la ceguera debido a la impotencia a la que puede conducir oa los sentimientos profundamente desagradables que puede causar. Las causas de la escotomafobia no son tan evidentes como las de otras fobias: es en gran parte genética y un trauma pasado en juego. Las causas pueden ser el aprendizaje social, la predisposición genética a los trastornos mentales o las experiencias negativas relacionadas con la ceguera.
Genética

Una predisposición genética a enfermedades mentales como trastornos de ansiedad o fobias específicas puede llevar a la escotomafobia. Cualquier alteración en los genes de los padres se transfiere al niño y aumenta las posibilidades de desarrollar el mismo o diferente trastorno. Sin embargo, una predisposición genética no desencadena necesariamente una fobia a menos que se combine con una experiencia extremadamente negativa.
Trauma
El trauma puede ser ver a un ser querido quedarse ciego y las dificultades que sufrió. De lo contrario, pueden ser historias de personas ciegas que llevan una vida difícil las que desencadenaron la fobia. Incluso una lesión que resultó en ceguera temporal podría desencadenar la escotomafobia varios años después.

¿Cuáles son los síntomas de la escotomafobia?

El miedo a la ceguera puede parecer normal, pero sus síntomas pueden afectar gravemente la vida de una persona. Si identifica su comportamiento con los que se enumeran a continuación, es posible que tenga escotomafobia.
● Si evita salir porque tiene miedo de quedarse ciego
● Si visita a un oftalmólogo con mucha frecuencia
● Si un ligero dolor en el ojo lo lleva a una ansiedad extrema
● Si toma medidas extremas para proteger sus ojos
● Si se pone ansioso cuando está en Situaciones que pueden conducir a la ceguera
● Si evita pensar en la ceguera
● Si evita situaciones que pueden conducir a la ceguera
La ansiedad es el síntoma más común y en el centro de la fobia. Esta ansiedad extrema puede tener efectos físicos muy reales. Cuando la persona se encuentra con un estímulo fóbico, puede tener un subidón de adrenalina. Esto lleva al cuerpo al modo de lucha o huida. Además, también hay síntomas físicos y psicológicos que indican Escotomafobia. Cada individuo sufre de escotomafobia de manera diferente y en diferentes grados de intensidad. Estos son algunos de los síntomas más comunes asociados con la escotomafobia:
Síntomas físicos

● Aumento de los latidos del corazón
● Dificultad para respirar
● Tensión muscular
● Náuseas
● Mareos
● Sudoración
● Temblores
● Sofocos
● Dolor de cabeza
● Mariposas en el estómago
● Boca seca
Síntomas psicológicos

● Incapacidad para controlar la ansiedad
● Miedo a una muerte inminente
● Ataques de pánico en toda regla
● Ansiedad inevitable
● Retraimiento
● Ira o cambios de humor
● Sentimientos de culpa o vergüenza
● Confusión
● Llanto o gritos

¿Cómo tratar la escotomafobia?

El miedo a la ceguera puede limitar la vida y las personas generalmente no lo tratan, ya que es más fácil evitar el miedo. Pero la idea de la ceguera puede golpearte en cualquier momento y llevarte directamente a las profundidades de la ansiedad. Tampoco siempre puedes predecir tu día, puede haber momentos en los que te encuentres con una situación muy real que puede desencadenar síntomas extremos. Por lo tanto, es imperativo aprender a sobrellevar y tratar su fobia. Puede tomar la ayuda de la siguiente guía de autoayuda o puede tomar ayuda profesional para tratar la escotomafobia.

Guía de autoayuda para la escomotafobia

Los síntomas leves de la escotomafobia se pueden tratar en casa con ejercicios para controlar la ansiedad. Estas técnicas, cuando se dominan, alivian mucho el dolor cuando te encuentras en situaciones estresantes repentinas.

Meditar La
meditación desacelera tus acelerados pensamientos catastróficos, lo que facilita el manejo de la ansiedad. Aquí hay algunas formas de meditación que han demostrado ser útiles en el caso de las fobias:
● Meditación de atención plena
● Meditación durante el yoga, meditación en movimiento
● Meditación de conciencia de la respiración
● Relajación progresiva
● Meditación enfocada

Manténgase físicamente activo Los
ejercicios extenuantes queman la energía negativa y ansiosa. Estar físicamente activo reduce una gran cantidad de estrés y ansiedad relacionados con la escotomafobia y le brinda un mayor control sobre los niveles de estrés de su cuerpo.

Escríbalo
Escribir sobre lo que lo pone ansioso y expresar todos sus pensamientos en un papel puede hacer que se sienta en control. Cuando encuentre una manera de expresar su miedo y ansiedad en un diario o bloc de notas, puede verlo directamente por lo que es y manejarlo con más éxito.

Ayuda profesional para la escotomafobia

Cuando la guía de autoayuda no muestra ninguna diferencia en su nivel de ansiedad, puede buscar ayuda profesional. Ningún tratamiento individual de Scomotaphobia garantiza la recuperación, pero existen algunas opciones de tratamiento ampliamente utilizadas para tratarla que tienen buenas tasas de éxito. La orientación profesional lo lleva a la raíz del problema y alivia la ansiedad al ayudarlo a comprenderlo. Aquí hay algunas opciones a considerar:
● Terapia de conversación
● Terapia conductual dialéctica
● Reducción del estrés basada en la atención plena
● Programación neurolingüística (PNL)
● EMDR
● Terapia de exposición
● Terapia cognitivo-conductual (TCC)
La opción de tratamiento que elija su psicólogo dependerá de usted, la gravedad de su afección y la causa de su escomotafobia.

¿Cómo hacer frente a la escotomafobia?

Comprenderte a ti mismo y a tu miedo de cerca y saber cómo lidiar con él ya está a la mitad del tratamiento. Los siguientes consejos pueden ser útiles cuando se enfrenta a un desencadenante de escotomafobia:

Ponte a tierra, encuentra algo tangible.
Cuando te golpeen pensamientos negativos, aférrate a un objeto de anclaje que físicamente te devuelva al momento presente. Cualquier objeto cercano que puedas sujetar con firmeza servirá. Podría ser simplemente una bola de papel: sosténgala y concéntrese en cómo se siente la bola contra sus dedos. Te aleja de tus pensamientos catastróficos de ceguera al proporcionarte un estímulo alternativo en el que concentrarte.

Abrace a sus seres queridos
La intimidad física positiva libera oxitocina y reduce la hormona del estrés. Reduce los síntomas físicos de la escotomafobia, la presión arterial y la frecuencia cardíaca. Si tienes a alguien cerca en quien confías, tómate un momento para abrazarlo o tomarle la mano; esto te ayudará a reducir considerablemente tus niveles de estrés.
Laugh It Out
No se puede reír y estar ansioso al mismo tiempo. La risa libera dopamina incluso cuando tu risa es falsa. Mire un programa divertido que le guste para relajar las cosas, o pase un momento desplazándose por una cuenta de memes divertidos en las redes sociales; rápidamente le proporcionará un alivio divertido.

Resumen

Tu miedo es obra de tu mente; solo tú puedes entrenar tu mente para vencerlo. La escotomafobia puede parecer limitante para la vida, pero no tiene por qué serlo. Con tiempo, paciencia y esfuerzos constantes, puede contener su ansiedad y vivir sin preocuparse constantemente por quedarse ciego. Con suerte, ahora ha explorado todo sobre su miedo y sabe cuál debe ser su próximo paso para vencerlo.

Deja un comentario