¿Cómo es el miedo a los fantasmas? Espectrofobia o fasmofobia

La espectrofobia es un miedo persistente e intenso a los fantasmas, también se puede llamar fasmofobia. Las personas con espectrofobia pueden saber que su ansiedad no es fundada. Aun así, no pueden controlar su miedo, lo que puede causar una gran angustia.

espectrofobia miedo a los fantasmas

A muchas personas se les pone la piel de gallina cuando escuchan una historia de fantasmas o ven una película de terror. Pero las personas con espectrofobia temen lo sobrenatural, lo que puede limitar seriamente sus vidas mediante conductas de evitación. Por ejemplo, alguien con espectrofobia puede evitar las reuniones sociales, sentir miedo de estar solo en su casa o evitar la exposición a programas de televisión o películas debido a su miedo.

Siga leyendo para saber más sobre la espectrofobia, incluidos sus síntomas, causas, diagnóstico y tratamiento.

¿Qué es la espectrofobia?

La espectrofobia es un miedo intenso y persistente a los fantasmas. Según el «Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales» (DSM-5), La espectrofobia se clasifica como una fobia específica. Estas fobias se incluyen en la categoría más amplia de los trastornos de ansiedad.

Una fobia específica es un miedo o una ansiedad intensos desencadenados inmediatamente por un objeto o una situación específicos. Las fobias específicas también son limitantes para la vida, continuas y angustiosas.

Por ejemplo, una persona con espectrofobia puede tener miedo a lo sobrenatural y a los fantasmas hasta el punto de asustarse con la mera mención de una historia de fantasmas, una casa encantada o una película de miedo. Pueden sentir que alguien les «vigila» o que su casa está embrujada. También pueden experimentar fobias relacionadas, como la tanatofobia (el miedo a la muerte), la nictofobia (el miedo a la noche o a la oscuridad) o la citofobia (el miedo a las sombras).

¿Es común el miedo a los fantasmas?

Las fobias específicas son trastornos de ansiedad bastante comunes. De hecho, alrededor del 12,5% de los adultos pueden experimentarán una fobia específica a lo largo de su vida. Son más comunes en las mujeres que en los hombres.

Síntomas del miedo a los fantasmas

Una persona con espectrofobia experimentará ansiedad y miedo intensos cuando se exponga a imágenes o ideas relacionadas con fantasmas o lo sobrenatural. Esto puede dar lugar a síntomas de ansiedad, como:

  • Ataques de pánico
  • Miedo o preocupación excesivos
  • Boca seca
  • Tensión muscular
  • Náuseas
  • Latidos irregulares del corazón
  • Comportamiento cauteloso y evasivo
  • Dificultad para dormir y problemas asociados, como la disminución de la productividad y la concentración

Las investigaciones indican que las personas con espectrofobia se ven especialmente afectadas por el insomnio, la somnolencia diurna y la falta crónica de sueño.

Pueden encontrar difícil o imposible dormir solos debido a su miedo a los fantasmas.

Diagnóstico de la fobia a los fantasmas

La espectrofobia no es un diagnóstico en el DSM-5. En cambio, su psicólogo puede diagnosticarlo utilizando los criterios de una fobia específica. Puede hacerle preguntas sobre la frecuencia con la que experimenta un miedo intenso a los fantasmas y cómo ese miedo afecta a su vida diaria.

Para que se considere una fobia (y no un miedo temporal o situacional), el miedo a los fantasmas debe cumplir los siguientes criterios, según el DSM-5:

  • El miedo conduce a conductas de evitación u otras formas de angustia y disfunción, ya sea en el trabajo o en situaciones sociales.
  • El miedo es desproporcionado con respecto al peligro real, y la exposición a imágenes o ideas relacionadas con fantasmas o lo sobrenatural casi siempre provoca miedo o ansiedad inmediatos.
  • El miedo a los fantasmas dura seis meses o más.
  • La ansiedad no se explica mejor por otras condiciones de salud, ya sean mentales o físicas.

Otras afecciones

Antes de un diagnóstico formal, es probable que su psicólogo quiera descartar otras posibles condiciones de salud que podrían confundirse con la fasmofobia. Entre ellas se encuentran la demencia, algunas formas de epilepsia, la psicosis, los ataques de pánico nocturnos y otras fobias.

Causas del miedo a los fantasmas

La espectrofobiay otras fobias específicas suelen estar causadas por una combinación de factores genéticos y ambientales. Estas son algunas de las posibles causas de un miedo intenso a los fantasmas:

Genética

Hay algunas pruebas de que la genética puede desempeñar un papel en el desarrollo de miedos intensos como la espectrofobia. Aunque los datos sobre la heredabilidad de las fobias son todavía escasos, algunos estudios de gemelos sugieren una relación moderada entre la genética y el desarrollo de ciertos miedos.

Experiencias aprendidas

El miedo a los fantasmas también puede ser aprendido. Por ejemplo, una experiencia negativa con una casa encantada o una película de terror en la infancia podría provocar una ansiedad persistente e intensa ante la idea de los fantasmas. Un niño que ve que sus padres tienen miedo a los fantasmas también podría «aprender» del miedo de su cuidador.

Experiencias traumáticas

Una experiencia traumática, como la muerte de un ser querido, podría contribuir al eventual desarrollo de La espectrofobiaen algunos casos.

Influencias culturales

Una creencia en lo sobrenatural por sí sola no significa que alguien tenga fasmofobia. Sin embargo, ciertas creencias religiosas o culturales sobre los fantasmas pueden predisponer a alguien con ansiedad subyacente a desarrollar una fobia.

Tratamiento de La espectrofobia(miedo a los fantasmas)

Algunas personas con fobias específicas, como el miedo a los fantasmas, se sienten avergonzadas por su condición y evitan el tratamiento. Pero existe un tratamiento eficaz para La espectrofobiay sus conductas de evitación relacionadas.

Estos son los tres enfoques principales del tratamiento de la espectrofobia y otras fobias específicas:

Terapia de exposición:

La terapia de exposición suele ser el tratamiento preferido para la espectrofobia y otras fobias. En la terapia de exposición, un profesional de la salud mental le presenta lentamente los objetos o situaciones que tienden a desencadenar su ansiedad. A continuación, mediante un proceso denominado «habituación», se enfrentará a la fuente de su miedo mientras practica técnicas de relajación guiadas.

Medicación

La medicación no suele ser la primera opción de tratamiento para fobias específicas como la fasmofobia. No obstante, algunos fármacos recetados, como los betabloqueantes o los ansiolíticos, pueden ayudar a reducir el miedo intenso a corto plazo.

Terapia cognitivo-conductual

La terapia cognitivo-conductual (TCC) es una forma común de terapia conversacional que puede ser útil para las personas con fobias específicas. En la TCC, un profesional de la salud mental puede ayudar a una persona con fasmofobia a cambiar sus patrones de pensamiento sobre los fantasmas y lo sobrenatural.

¿Cómo superar el miedo a los fantasmas?

Al margen del tratamiento formal, hay algunas técnicas que puede realizar por su cuenta para ayudar a controlar los síntomas de la fobia específica u otro trastorno de ansiedad. Entre ellas se encuentran:

Meditación

Las técnicas de atención plena, como la meditación, pueden ayudarte a aquietar tu mente y regular tus pensamientos. Prueba una aplicación de meditación guiada antes de irte a dormir o una práctica diaria de meditación de sólo cinco minutos cada vez para empezar.

Técnicas de relajación

Las técnicas de relajación, como los ejercicios de respiración profunda, pueden ayudarte a calmarte cuando empieces a sentir pánico. También puedes probar con pasatiempos tranquilizadores, como los libros de colorear para adultos, para centrar tu atención de una forma más saludable.

Yoga

El yoga puede ayudar a combatir los sentimientos de ansiedad haciendo que te concentres en tu respiración y estés presente en tu cuerpo. Acudir a una clase local o hacer una sesión de yoga en casa a través de YouTube puede ayudarte a despejar tu mente y sanar tu cuerpo.

Grupos de apoyo

Encontrar el apoyo y los consejos de otras personas que se enfrentan a la espectrofobia o a otros miedos intensos puede ayudarte a aprender a gestionar tu ansiedad de forma más eficaz. Puedes unirte a un grupo de apoyo local si hay uno en tu zona o conectarte en línea.

En resumen, la espectrofobia o fasmofobia es un miedo intenso y persistente a los fantasmas. Se trata de una fobia específica dentro del grupo más amplio de los trastornos de ansiedad, según el DSM-5.

Causada por la genética, el comportamiento aprendido y/o las experiencias traumáticas, esta fobia puede provocar síntomas como ataques de pánico, falta de aire y dificultad para dormir.

Deja un comentario