Fobofobia: el miedo a tener miedo

¿El miedo a temer?

¿Tienes miedo de tener miedo? Pregunta complicada, ¿no? Pero detente y piénsalo.

¿Te aterroriza la sensación de ansiedad que acompaña al miedo? Si es así, es posible que tengas fobofobia.

Este miedo general a las fobias puede afectar seriamente tu calidad de vida. Sientes miedo de permitirte sentir cualquier miedo.

Temer al miedo en sí mismo o tener miedo de que puedas desarrollar una fobia puede ser debilitante.

Puede ser difícil explicar exactamente por lo que estás pasando, ya que la mayoría de las personas argumentan que la fobofobia ni siquiera es algo real.

Pero al igual que cualquier otra fobia, hay formas en las que puede controlar mejor la fobofobia. Profundicemos en lo que es la fobofobia y cómo puedes lidiar con ella.

¿Qué es la Fobofobia?

Fobofobia es el miedo irracional de desarrollar una fobia. Si el mero pensamiento de tener miedo de algo te hace querer evitar hacerlo, entonces tienes fobofobia.

Sin embargo, el hecho de que no le guste la idea o no se sienta cómodo haciendo algo no significa que esté sufriendo de una fobia al miedo.

Hay una línea muy fina entre que algo no te guste y tenerle fobia.

¿Qué causa la fobofobia?

El entorno en el que creció juega un papel muy importante en la comprensión de cómo se ha desarrollado su fobia. Por ejemplo, si creciste rodeado de personas con fobias , es posible que hayas comenzado a sentir miedo de desarrollar una tú mismo. Esta ansiedad te habría llevado entonces a tener miedo a las fobias o al miedo en general.

La fobofobia es una extraña paradoja del miedo. Es un círculo vicioso en el que el miedo a desarrollar fobias puede hacer que desarrolles una fobia.

Fobofobia también puede ser causada por una experiencia traumática de cualquier miedo. Si estar en una habitación cerrada te hizo sentir náuseas y te provocó un ataque de pánico, es posible que nunca quieras volver a estar en una situación en la que vuelvas a sentir ese pánico y esa ansiedad.

Entonces, ¿la Fobofobia es lo mismo que el Trastorno de Ansiedad/Pánico?

Respuesta corta, no. Pero es fácil confundirlos.

Aquellos que tienen un trastorno de ansiedad se sienten ansiosos y hay una acumulación gradual de síntomas que a veces pueden conducir a un ataque de pánico. Las personas con trastorno de pánico tienen ataques de pánico intensos que pueden desencadenarse al sentirse amenazados o en peligro inminente, incluso si no hay un peligro real presente.

Sin embargo, con la fobofobia, puede ser consciente de que el miedo es irracional, pero aún no puede evitar que su cuerpo sienta todos los síntomas.

Síntomas de Fobofobia

Fobofobia no es un trastorno de pánico y no es ansiedad generalizada. Los síntomas de la fobofobia se expresan de manera un poco diferente a los síntomas de un trastorno de pánico o ansiedad generalizada. Echemos un vistazo, ¿de acuerdo?

Síntomas Psicológicos

Los síntomas psicológicos de Fobofobia incluyen mucha ansiedad y pánico cuando te enfrentas a una situación en la que puedes desarrollar un miedo. Es posible que tenga todo tipo de pensamientos inexplicables sobre lo que puede suceder a continuación. Esto puede convertirse en un pánico que, a su vez, puede provocar un ataque de pánico o un ataque de ansiedad. Probablemente sentirá un miedo persistente que carcome su cerebro y que simplemente no desaparece.

Síntomas físicos

Con fobofobia, comenzarás a sentir opresión en el pecho. También puede sentir que se le cierra la garganta o tener una sensación de asfixia. Además, tiendes a sentir náuseas y mareos. Su cuerpo puede sentirse débil y su mente a menudo se distrae de la tarea en cuestión. En algunos casos de fobofobia, también se sabe que las personas se sienten sin aliento o tienen dificultad para respirar.

Estos síntomas pueden ser muy leves o extremadamente intensos según el grado de su fobia.

Autoayuda: ¿cómo puede ayudarse a sí mismo?

Puede sentirse como el fin del mundo, tener miedo del miedo mismo. Si siente que su vida se ha arruinado debido a esta fobia, o si siente que sus miedos le impiden explorar las cosas que desea, entonces es hora de abordarlo.

Aunque no existe una forma específica de curar una fobia, hay varias formas que puede probar hasta que descubra cuál funciona para usted.

Antes de considerar ir a un psicólogo o probar una terapia, tal vez podría intentar ayudarse a sí mismo a superar su miedo. El cerebro humano es algo voluble; creerá lo que usted le convenza de creer. Convéncete de que estás bien, tranquilízate con palabras y acciones amables. Date un capricho cada vez que te enfrentes con éxito a una posible situación de fobia. Dite a ti mismo que va a estar bien. Cuanto más creas en ti mismo, menores serán tus miedos.

Si eso no funciona, también puedes probar diferentes métodos para mantener la calma cuando te enfrentes a una situación en la que se desencadenen tus miedos. Por ejemplo, hay varios ejercicios de respiración que podría probar. También puedes intentar distraerte con otras actividades que disfrutes. Otra forma efectiva de calmar una mente llena de caos es contar ovejas, o estrellas, o cualquier cosa en realidad, contar ayuda mucho.

También se sabe que la práctica regular de meditación y yoga reduce significativamente la ansiedad. Los cambios en el estilo de vida, como volverse más activo, pasar más tiempo en la naturaleza y hacer ejercicio, también son excelentes métodos para minimizar la ansiedad.

Ayuda profesional para Fobofobia

Si la autoayuda no funciona tan bien como esperaba, puede ser el momento de considerar contactar a un profesional. Encuentre un buen terapeuta y confíe en su plan de tratamiento.
Por lo general, se sabe que la fobofobia responde bien a los tratamientos para la fobia. Pero su conexión con la ansiedad también la hace apta para ser tratada con terapias que ayuden a reducir la ansiedad.

La terapia cognitiva conductual (TCC) y la terapia de exposición son dos de los tratamientos más conocidos para tratar la fobia. Con la TCC, aprende a cambiar sus patrones de pensamiento, lo que le ayuda a controlar sus síntomas.

La terapia de exposición también puede ayudar a aprender a enfrentar su miedo con una exposición radial a él.

La programación neurolingüística (PNL) es otro tratamiento que ha demostrado ser eficaz.

En ciertas situaciones extremas, su terapeuta puede recetarle medicamentos contra la ansiedad o antidepresivos. En tales casos, es importante recordar seguir las indicaciones del médico al pie de la letra y no experimentar con el medicamento. Sin embargo, dicho medicamento se usa solo en casos extremos y nunca para el tratamiento a largo plazo de una fobia.

Lidiando con Phobophobia

Lidiando con la idea de tener miedo a los miedos es bastante confuso en sí mismo. Sin embargo, una vez que aprendas a enfrentarlo, su control sobre tu vida se debilitará. Para la mayoría de las personas, la fobofobia es un tema muy complicado. Algunos incluso lo ignoran al afirmar que no existe. Pero es importante recordar que para alguien que está experimentando un miedo como este, es tan real como parece.
Obtener el control de su fobia a los miedos lo llevará por un largo camino hacia una vida normal y sin preocupaciones. Es posible que no puedas destripar por completo tus miedos, pero aprender a controlarlos debería ser lo suficientemente bueno para asegurarte de salir adelante. Cuando se trata de miedos, siempre es importante recordar que somos nosotros quienes controlamos nuestros miedos y no el miedo quien nos controla a nosotros. Con ese pensamiento en mente, ningún miedo puede ser demasiado difícil de asumir.

Deja un comentario