Miedo a la fobia a los puentes – Gephyrophobia

Gefirofobia, con ayuda un miedo que puedes superar

¿Alguna vez ha desviado su camino para evitar conducir sobre un puente, incluso muchas millas?

¿Simplemente se desvía bruscamente o frena repentinamente para tomar una salida y evitar incluso ver un puente?

¿El miedo apremiante de cruzar puentes o túneles te hace sentir débil? Tal vez mirar un puente desde lejos es suficiente para sentirte mareado. Puede que no lo sepas, pero el miedo a los puentes, la gefirofobia, es una condición médica legítima.

No tienes que dejar que la gefirofobia se apodere de tu vida. Puedes muy bien superar cualquier miedo si lo enfrentas. Conocer su miedo y reconocer su existencia es un gran comienzo hacia su curación.

Es posible que se haya preguntado:
● ¿Cómo supera la ansiedad del puente?
● ¿Qué causa el miedo a los puentes?
● ¿Cómo se llama el miedo a los puentes?

Tomar una respiración profunda. Este artículo y la información que contiene están aquí para ayudarte.

Comprender la gefirofobia: el miedo a los puentes

El puro terror que sientes al ver un puente, incluso si está en una foto o en una película, hace que tu corazón se acelere tan rápido que parece que va a explotar. Hay un nombre para lo que estás experimentando y se llama gefirofobia.

El miedo a los puentes impide que las personas que padecen gefirofobia crucen un puente o incluso lo miren. Pasar por un puente puede provocar pánico y una sensación de fatalidad. Aunque irracional, es difícil de superar. Puede plagar su vida hasta el punto de que conducir sobre un puente se vuelve imposible, lo que le obliga a tomar rutas más largas que no cuentan con puentes.

¿Cuál es la fuente de tu miedo?
Puede haber razones que le impidan conducir sobre un puente. Tal vez tenga miedo de caerse de un puente, aterrizar en el agua, quedar atrapado en el automóvil y ahogarse. Quizás tengas miedo de que el puente se derrumbe. Escuchas y lees sobre accidentes como estos todos los días, lo que te permite justificar y racionalizar tu miedo.
El temor que sientes puede ser paralizante, pero no es bienvenido ni deseado. Evitar el puente podría ayudarte por ahora, pero en el fondo sabes que es una curita temporal para el miedo que pareces no poder superar.

La gefirofobia es complicada

El miedo a conducir sobre un puente no tiene necesariamente su origen en una fobia. También puede ser una combinación de dos o más fobias que toman el control. Para algunas personas, la ansiedad existente empeora mientras conducen sobre un puente. Para otros, puede ser el miedo a las alturas o al agua, por ejemplo, lo que lo dificulta.
La gefirofobia puede ser un grupo de afecciones relacionadas con la ansiedad o un trastorno de ansiedad generalizada (TAG). Esto hace que conducir sobre un puente sea una tarea complicada. Las fobias que imposibilitan la conducción sobre un puente suelen ser la vehofobia (miedo a conducir), la acuafobia (miedo al agua), la acrofobia (miedo a las alturas) y la cleitrofobia (miedo a quedar atrapado).

Las causas de la gefirofobia

Para muchas personas, cruzar un puente es una rutina. Para las personas con gefirofobia, es imposible.
¿Qué causa el miedo a los puentes? La razón por la que te encuentras agarrando el volante al ver un puente puede deberse a experiencias emocionales negativas que has llegado a asociar con ellos.

Puede o no ser consciente de la razón de esta fobia. Tal vez una historia sobre el colapso de un puente se quedó contigo. Quizás dudes de la integridad estructural de un puente. También es posible que haya tenido un accidente relacionado con un puente débil. Cualquiera de estos incidentes y más podría haber llevado a su miedo.
Sea cual sea el motivo de tu miedo a cruzar puentes, lo más probable es que hayas sufrido sus síntomas.

Síntomas de la gefirofobia

La señal más evidente es que evitarás cruzar un puente a toda costa. Prefieres agregar una hora a tu tiempo de manejo que cruzar un puente.
Para algunos, el miedo puede ser leve. Otros pueden tener ataques de pánico en toda regla o sentir terror y pavor.

Hay muchos síntomas físicos y psicológicos de gephyrophobia. ¿Cuántos de los siguientes recuerda haber experimentado?

Síntomas físicos

● Palpitaciones del corazón
● Dificultad para respirar
● Sensaciones de pinchazos u hormigueo
● Molestias y dolores
● Fatiga
● Boca seca y pegajosa
● Sudoración
● Migrañas y dolores de cabeza
● Temblores o sacudidas
● Entumecimiento de la cabeza a los pies
● Náuseas
● Mareos

Síntomas psicológicos

● Ansiedad
● Ataques de pánico
● Llanto
● Problemas de concentración
● Incapacidad para relajarse
● Sentimientos y pensamientos de muerte
● Destellos de imágenes negativas violentas o fotogramas de películas

Dependiendo de la gravedad de su gefirofobia, es posible que se haya encontrado inventando razones para evitar cruzar puentes y situaciones que involucran puentes. Es posible que haya hecho todo lo posible para evitar el miedo que siente cuando se enfrenta a los puentes. Estos comportamientos son sus comportamientos de «evitación».

Tratamiento de gefirofobia

El miedo de conducir sobre un puente es real e incluso puede sentir que está teniendo un ataque al corazón cuando se acerca a un puente. Con las estrategias de afrontamiento adecuadas, puede llegar al otro lado.
La gefirofobia puede ser bastante compleja. El tratamiento de la causa subyacente puede ser una de las mejores formas de manejarlo. El tratamiento de la gefirofobia también implica una terapia adecuada y una exposición gradual a los puentes para ayudarlo a lidiar con la ansiedad lentamente.

Guía de autoayuda para tratar la gefirofobia

Aprenda técnicas de manejo del estrés

Estas técnicas te ayudarán a centrar tu mente y encontrar la paz. Te ayuda a controlar tu miedo y te lleva a través de la situación en lugar de evitarla.
1. Respiración profunda Engaña
a tu cuerpo para que se calme y reduce los niveles generales de estrés. Trate de regular su respiración y cuente lentamente del uno al diez. Esto ayudará a aliviar su ansiedad.
2. Medita
Dirige tu mente hacia un estado de paz siempre que te encuentres con situaciones estresantes.
3. Haga ejercicio con regularidad El
ejercicio libera hormonas para sentirse bien que lo ayudan a lidiar con la ansiedad y regulan su estado de ánimo.

Técnicas de exposición gradual

La desensibilización gradual es una de las mejores técnicas que te ayudarán a mitigar los síntomas.
Imagina puentes y cruzándolos, comienza a desensibilizarte a ti mismo a la sensación y la imagen de ello. Puede comenzar viendo películas o imágenes que involucren puentes. Cuando sientas que pierdes el control, respira a través de él. Gradualmente, aprenderás a cruzar el puente real.

Cuando esté listo, comience por conducir a través de un puente pequeño o confíe en un amigo para que lo guíe a través de uno. Cuando eventualmente aprenda a manejar su ansiedad a través de estas situaciones, podrá prepararse para puentes más grandes.

Ayuda profesional

¿La gefirofobia está alterando tu vida diaria? ¿La mera idea de cruzar un puente te hace entrar en pánico? Visitar a un médico puede ayudar. Si te ves desviándote del camino para evitar los puentes, entonces es importante que tomes las medidas necesarias para lidiar con tu miedo.
Es posible que su fobia ya se esté filtrando en su vida diaria. La ansiedad prolongada puede afectar su salud mental y física. ¿Cómo se supera la ansiedad del puente? La terapia (e incluso la medicación si es necesario) de profesionales capacitados y certificados puede ser de gran ayuda.

Algunos tratamientos profesionales son:

● Terapia de conversación
● Asesoramiento psiquiátrico
● Hipnoterapia
● Terapia de exposición
● Medicamentos para reducir la ansiedad
● Terapia cognitiva conductual (TCC)

¿Cómo hacer frente a la gefirofobia?

La gefirofobia puede atacarte durante el día. Puede suceder mientras viaja al trabajo o mira una película que tiene un puente.
Si está preguntando cómo superar mi miedo a conducir sobre puentes, reconozca la fobia y tome una decisión firme para enfrentarla. No dejes que se apodere o interrumpa tu rutina. Trate de seguirlo todos los días. Esto le ayudará a mantener un sentido de orden y equilibrio en la vida.
Puedes anotar los pensamientos positivos racionalizando los negativos. Enumerar los pensamientos positivos que lo ayudan a sobrellevar la situación puede ayudar a desviar la atención de la ansiedad y la situación actual. También debe descansar y asegurarse de tener una buena noche de sueño. La fatiga no le hará ningún bien y le dificultará controlar su ansiedad.

Terminando La gefirofobia
toma tiempo para desarrollarse. Acepte que lidiar con eso también requerirá tiempo y esfuerzo de su parte. Ya sea que elija consultar a un profesional o probar alguna terapia de autoayuda, trate de ser constante en su esfuerzo por superar la gefirofobia.
Si bien puede ser debilitante, no tiene por qué ser un problema de por vida.

Deja un comentario