Miedo a las agujas – Tripanofobia

Miedo a las agujas: cómo superar esta fobia

¿Tienes miedo a las agujas?

¿Ser perforado o apuñalado por un instrumento afilado y puntiagudo es tu peor pesadilla?

No estás solo. El miedo a las agujas es muy real y una gran frustración para muchas personas.

Sabes que tener miedo a las agujas es algo que quieres superar. Está cansado de gritar o hiperventilar cada vez que su médico o dentista está a punto de insertar una aguja en su piel o encías. Y te das cuenta de que no puedes evitar las inyecciones o los procedimientos médicos durante toda tu vida. Pero, ¿qué puedes hacer?

Por mucho que odiemos aceptarlo, las agujas son parte integrante de nuestras vidas. Habrá ocasiones en las que necesite vacunas, por ejemplo, para inmunizarse contra un puñado de virus y enfermedades.

Puede que le avergüence que, a su edad, todavía tiemble al ver una aguja larga y reluciente. Incluso escuchar la palabra «inyección» podría causar que se desmaye. Buenas noticias: es perfectamente normal pensar que es posible que nunca superes tu miedo, pero no te preocupes. Hay esperanza al final de una aguja, quiero decir, el túnel, como dicen.

¿Qué es la tripanofobia?

¿Cómo se llama el miedo a las agujas? La tripanofobia es un miedo intenso y debilitante a las agujas, especialmente cuando es parte de un procedimiento médico. Pero si le temes a todas las cosas afiladas y puntiagudas, incluidos los alfileres, las tijeras de tu abuela, el cuchillo de cocina o incluso una pequeña aguja de coser inofensiva, entonces se llama aichmophobia, belonephobia o emetophobia. Sí, en realidad hay tres nombres para este miedo irracional.

Probablemente no sepas por qué tienes este miedo a las agujas sin sentido, que te consume todo y que te hace correr por tu vida, pero ¿adivina qué? Los médicos tampoco conocen la causa. Pero creen que factores como un trauma pasado o una experiencia negativa son los culpables de su miedo estremecedor. También puede ser heredado o aprendido. Tal vez alguien en tu familia, tal vez tu papá o una tía favorita, sufrió el mismo miedo. O también podría ser química cerebral.

Encontrar la aguja en el pajar de tus miedos

La tripanofobia suele ir acompañada de una reacción corporal severa. Cuando se pincha con una aguja, su cuerpo puede desencadenar una respuesta «débil» al estrés emocional que está experimentando. Es posible que tenga mareos o pérdida del equilibrio justo antes de desmayarse. Cuando se experimente por primera vez, esta débil respuesta creará una sensibilidad hacia el dolor, que se activará la próxima vez que vea o incluso piense en una aguja o inyección. En casos muy raros, incluso puede experimentarlo en condiciones en las que no está expuesto a una aguja o inyección.

La tripanofobia se ve básicamente en los niños, ya que no están acostumbrados a situaciones que involucren inyecciones. Esta fobia generalmente desaparece cuando llegas a la edad adulta, pero para algunos puede intensificarse.

Los síntomas de la tripanofobia

Cada persona es única. Tu respuesta al miedo puede ser diferente a la de los demás. Con la mera mención de una extracción de sangre, es posible que sufra lo que se siente como un ataque al corazón, o simplemente se eche a llorar, aullando de desesperación. Aquí hay síntomas de fobia con los que puede estar familiarizado, tanto físicos como psicológicos:

Síntomas físicos de la tripanofobia:

  • Sudoración y/o temblores
  • Dolor en el pecho
  • Boca seca
  • Taquicardia (latidos cardíacos rápidos)
  • Sensación de desmayo o mareos
  • Presión sanguínea elevada
  • Náusea
  • sudoración intensa
  • Dolor de cabeza
  • Sacudidas corporales o escalofríos
  • Respiración dificultosa
  • Insomnio

Síntomas psicológicos de la tripanofobia:

  • Ansiedad y estrés abrumadores
  • Miedo a morir
  • Confusión
  • desorientación
  • Sensación de perder el control
  • incapacidad para relajarse
  • Evitar procedimientos médicos
  • Incapacidad para concentrarse
  • Ataques de pánico
  • Depresión
  • Pérdida del control emocional.

Lidiando con la tripanofobia

Así como varía el miedo a las agujas, el modo de tratamiento también puede variar con diferentes personas. Como en el caso de otras fobias, los métodos psicológicos son los más efectivos para el tratamiento de la tripanofobia. Pero en casos severos, también se recetan medicamentos además de las terapias conductuales. ¡No se preocupe, puede solicitar opciones de medicamentos sin agujas!

Técnicas de autoayuda

Incluso si cree que su miedo a las agujas es un caso perdido, ¡la verdad es que no lo es! De hecho, la solución para superar lo que sientes como un miedo irrazonable vendrá de ti. Seguro que desearíamos que fuera tan fácil como encender un interruptor de luz y apagar estas sensaciones aterradoras, pero se necesita tiempo y trabajo para llegar al camino del control total de su mente y sus emociones.

prevención _ Si está enfermo, trate de recordar que si no permite un pinchazo rápido con una aguja, su condición puede empeorar, lo que podría requerir más agujas. Solo concéntrese en el hecho de que estos objetos afilados están aquí para ayudarlo, no para dañarlo.

Mentalidad de ganador . Cuando vayas al médico o al dentista, finge que es un juego y que saldrás ganando. Esta es una manera segura de calmar tus nervios, especialmente si eres del tipo competitivo. Piense en la aguja como un desafío. Si te quedas quieto y no te pones histérico, ganas. Luego recompénsate con una golosina como premio. ¡Te lo mereces!

Técnicas de relajación . Aprenda ejercicios de respiración, además de utilizar su imaginación. Visualice cómo esa aguja es mucho menos dolorosa que las uñas de su gato clavándose en su piel o clavándose en el dedo del pie, y que pasará por la experiencia de la inyección perfectamente bien.

Haga que su mente se agite con algo más . La ira triunfa sobre el miedo. Piense en su colega malhumorado, o en el momento en que alguien se coló en la fila en Starbucks, o en su acosador de la escuela secundaria, y desarrolle esa ira en la clínica del médico. ¡Simplemente no se burle de su médico o enfermera! Imagine un escenario que lo hizo enojar y entable un diálogo sobre cómo responderá verbalmente. Pero hazlo mentalmente mientras las enfermeras preparan la jeringa. Créame, su mente estará tan preocupada con pensamientos de ira que lo último que lo pondrá ansioso será una aguja inofensiva.

Únase a un foro en línea . Vaya a Facebook o reddit y busque grupos de apoyo que atiendan a quienes comparten una fobia similar. Compartir sus experiencias, miedos, ansiedad y aprensiones con un grupo similar lo ayuda a sentirse menos solo . Haz amigos, obtén apoyo o simplemente habla o escribe sobre lo que da tanto miedo de los objetos afilados y puntiagudos. También puede recoger ideas de otros sobre cómo superaron con éxito su miedo.

Usa el Humor . No hay nada más divertido que burlarse de uno mismo. Escribe material cómico de stand-up sobre tu miedo. Dile a todos que tienes una fobia y ríete del problema. Publica en un blog, haz un vlog o escribe un ensayo humorístico sobre tu miedo. Haga bromas sobre agujas, alfileres y objetos afilados. Al no tomarte en serio tu fobia, poco a poco va disminuyendo su poder y control sobre ti. ¡Esa aguja es una broma! Algo de lo que puedas ridiculizar y burlarte. Es gracioso. Es hilarante. La risa en realidad puede sofocar esos nudos en el estómago que se forman cuando el miedo comienza a aparecer.

Es hora de ayuda profesional

Si probó todas las técnicas de autoayuda con las que se ha encontrado, pero los pequeños vellos de sus brazos todavía se erizan y todavía se marea con la mención de las agujas, gran trabajo por intentarlo. En serio, no seas duro contigo mismo. Hiciste tu mejor esfuerzo.

Pero ahora que ninguno de los consejos de autoayuda funcionó, debe aceptar el hecho de que es hora de buscar ayuda profesional. No entres en un modo de autocompasión y pienses que estás tan loco que necesitas ver a un psiquiatra. En cambio, siéntete orgulloso de reconocer que eres humano y que los humanos necesitan ayuda a veces.

Entonces, ¿qué debes esperar en tu trato profesional? Su médico podría recomendarle terapia cognitiva conductual (CBT, por sus siglas en inglés), el método más común que se usa para ayudar a quienes luchan contra pensamientos o emociones negativas, como las personas con ansiedad y depresión.

La TCC pone de relieve su problema actual y lo ayudará a lidiar con su miedo monstruoso en sesiones de terapia altamente efectivas. Siempre se ha sabido que la TCC trata con éxito muchos trastornos, desde ataques de pánico hasta trastornos alimentarios, problemas para dormir y, por supuesto, fobias. Darle una oportunidad.

No te castigues por buscar ayuda profesional. Los médicos son un gran apoyo y lo guiarán a lo largo del camino hacia la curación.

Viviendo con tu miedo

El miedo es una emoción muy común a la que están sujetos todos los organismos vivos. Si experimenta un mayor nivel de miedo, no se culpe. En su lugar, toma medidas. Veamos algunos consejos simples pero efectivos que pueden ayudarlo a sobrellevar su miedo a las agujas. Tenga en cuenta que estas son solo algunas prácticas generales que puede adoptar junto con su tratamiento para la tripanofobia.

  • Haz que tu miedo sea parte de tu vida, y no solo una parte de tu mente. Nunca ahogues tu miedo dentro de ti, más bien enfréntalo con todo el coraje que tengas.
  • Haga del ejercicio una rutina diaria. Una caminata vigorosa o trote en las horas de la mañana le ayudará a refrescar su mente.
  • Respeta siempre el coraje que posees. Piense en los casos más difíciles de la vida en los que tuvo éxito gracias a su coraje. Esto aumentará tu nivel de confianza, lo que fortalecerá tu mecanismo de armadura y te preparará para luchar contra tus miedos.

Conclusión

Aicmofobia, belonefobia o emetofobia : estos nombres no te definen. Todo el mundo sufre algún tipo de ansiedad, y existen fobias aún más extrañas: miedo a que la mantequilla de maní se atasque en el paladar, o miedo a las mariposas … lo que sea.

Nuestros miedos no son la suma de lo que somos. Somos más grandes que estos miedos. Nuestra mente es más fuerte de lo que pensamos. Y la ayuda no es algo descabellado, está en todas partes. Todo lo que tienes que hacer es dar ese pequeño paso para llegar.

Mantenga su mente ocupada, mantenga sus pensamientos positivos, viva un estilo de vida saludable y dígase a sí mismo que el miedo es en realidad algo similar a la fantasía: es imaginado.

Deja un comentario