Miedo al embarazo Fobia-Tocofobia

Miedo a la fobia al embarazo también llamada tocofobia

¿Te despiertas en medio de la noche temblando por miedo a quedar embarazada?

¿Te aterra la idea del parto? ¿Te gustan los niños pero temes la idea de llevar un bebé en tu útero durante nueve meses?

¿Es normal tener miedo al embarazo ? Si bien la mayoría de las madres primerizas están preocupadas por los dolores de parto, su miedo ha alcanzado niveles irrazonables. Puede sentirse avergonzado por esto ya que la sociedad entrena a las mujeres para querer tener hijos.

Sin embargo, simplemente no puedes imaginarte embarazada, y mucho menos en trabajo de parto. La mera idea del embarazo puede hacer que empieces a sudar frío.
Resulta que podrías tener tocofobia . No te preocupes. El primer paso para superar este miedo irracional al embarazo es comprender por qué se produjo.

¿Qué es la tocofobia?

¿Cómo se llama el miedo a estar embarazada ? El miedo al embarazo se conoce como
tocofobia ”. Se deriva de la palabra griega «tokos», que significa «parto» y «phobos», que significa un miedo intenso a un objeto o una situación. Otros nombres con los que se conoce a la tocofobia son tocofobia, enfantafobia, maieusiofobia y parturifobia.

No está claro qué tan común es la tocofobia . Mientras que algunos estudios afirman que casi el 6 % al 7 % de las mujeres en todo el mundo sufren de esta fobia, otros estudios indican que hasta el 20 % al 25 % de las mujeres sufren un terror intenso en torno al parto.
Este miedo podría impedir que las mujeres tengan hijos biológicos. Algunas personas que son tokofóbicas pueden incluso romper a llorar si se encuentran con una mujer embarazada o escuchan la palabra «embarazo».
Esta fobia se clasifica en dos. Entendamos lo que significan estos términos.

Tocofobia primaria La tocofobia

primaria suele manifestarse en mujeres que nunca han dado a luz. Esta condición comienza durante la adolescencia. Sin embargo, también puede comenzar en mujeres durante el embarazo.
Las mujeres que tienen antecedentes de abuso o trauma sexual, aborto espontáneo, interrupción del embarazo o complicaciones relacionadas con el parto tienen un mayor riesgo de desarrollar tocofobia primaria . Para estas mujeres, someterse a exámenes médicos durante el proceso de parto o embarazo puede provocar recuerdos desagradables.

Tocofobia Secundaria La Tocofobia

Secundaria se desarrolla en mujeres que ya han dado a luz, especialmente si el proceso fue traumático. Estos incluyen mujeres que han tenido un aborto espontáneo, han pasado por un aborto o han tenido un parto muerto. Los tratamientos de fertilidad fallidos también pueden desencadenar esta fobia. La tocofobia secundaria también puede manifestarse en mujeres que han tenido embarazos normales o saludables.

Otros factores que pueden desencadenar la tocofobia incluyen:
● Miedo por la vida del feto
● Falta de confianza en el sistema de salud o en los médicos
● Miedo a problemas y complicaciones relacionados con el embarazo
● Cambios hormonales
● Miedo a lo desconocido
● Miedo a sufrir un dolor extremo durante el parto
● Preocupación por el proceso del embarazo y el parto
● Escuchar historias traumáticas del embarazo de amigos y familiares
● Falta de apoyo social
● Quedar embarazada a una edad temprana
Las personas que tienen miedo de estar embarazadas tienen ansiedad o creen que el embarazo da miedoa menudo se perciben como exagerados o melodramáticos. Como resultado, quienes sufren de tocofobia no pueden hablar de sus preocupaciones con los demás, lo que provoca aún más el aislamiento y la depresión.
Muchas mujeres que son tokofóbicas y tienen miedo de quedarse embarazadas pueden interrumpir su embarazo debido a este terror incontrolable de dar a luz.

Síntomas de la tocofobia

¿Tengo tocofobia? ¿Cómo saber si alguien tiene miedo de dar a luz? Echemos un vistazo más de cerca a los síntomas de la tocofobia.

Síntomas psicológicos

● Ataques de pánico
● Aumento de la ansiedad
● Pesadillas relacionadas con el embarazo y el parto
● Experimentar pensamientos de muerte

Síntomas físicos

● Respiración
acelerada ● Aumento del ritmo cardíaco
● Sudoración excesiva
● Escalofríos o temblores de miedo
● Llanto
● Sentimiento de histeria
● Vómitos
● Náuseas al pensar que algo crece dentro del cuerpo

No todos los que tienen tocofobia experimentan todos los síntomas enumerados aquí. Mientras que algunas personas pueden mostrar solo algunos signos, otras pueden experimentar síntomas más intensos. Algunas mujeres no se dan cuenta de que tienen esta fobia hasta que quedan embarazadas.

Para estar seguro, consulte a un profesional médico. También puede realizar una prueba de tocofobia en línea .

Técnicas de autoayuda para la tocofobia

¿Cómo supero mi miedo a quedar embarazada ? Idealmente, las personas que tienen tocofobia deberían buscar ayuda profesional. Sin embargo, algunos pueden hacerle frente usando técnicas de autoayuda.
Si decide no buscar ayuda profesional para superar el miedo al embarazo , estos son algunos de los pasos que puede seguir.

Comparta sus preocupaciones

Hable de sus ansiedades con amigos y familiares que crea que pueden entender sus miedos. Saber que hay personas que te apoyan puede reducir en gran medida tu ansiedad por el embarazo y el parto.

Evite las historias de miedo sobre el embarazo Debe

estar al tanto de lo que sucede durante el embarazo y el parto. Sin embargo, puede obtener esa información sin tener que lidiar con la carga emocional de las historias de terror sobre el embarazo.
¿Eres madre primeriza? En la medida de lo posible, omita las historias desagradables sobre el parto. Si las personas continúan compartiendo sus experiencias negativas, pídales que se detengan. No tienes que escuchar estas historias si te hacen sentir incómodo.

Toma clases prenatales

Si quieres quedar embarazada en el futuro pero tu tocofobia te frena , intenta unirte a una clase prenatal. Aquí, se le informará sobre todo lo que sucede durante el embarazo, los cambios que experimenta el cuerpo y cómo puede controlar mejor el dolor durante el parto.
Mejor aún, asista a esta clase con su cónyuge o un amigo cercano. De esta manera, pueden brindarle apoyo y consejos basados ​​en hechos, no solo en rumores. Algunas participantes descubren una comunidad preparada de compañeras madres durante estas clases prenatales. Estas amistades pueden durar incluso después de que hayan terminado las clases y todas hayan dado a luz.

Obtener ayuda profesional para la tocofobia

Si las técnicas de autoayuda no funcionan, lo mejor es buscar ayuda profesional. Esto puede ser en forma de apoyo personalizado proporcionado por parteras, psicólogos, consejeros u obstetras. Un especialista en salud mental o un terapeuta podrían estar en una mejor posición para ayudarte a superar tu miedo, especialmente si comienza a interferir con tus actividades diarias. Pueden ayudarlo a descubrir cómo se desarrolló su miedo en primer lugar.
Una de las intervenciones más comunes es la terapia cognitiva conductual (TCC). Bajo la TCC, el terapeuta expone a su paciente a sus miedos repetidamente para ayudarlo a desensibilizarse de su fobia. Esta técnica también se utiliza para ayudar a las personas a superar la ansiedad y la depresión extremas.

Cómo evitar la tocofobia por completo

Puede que no sea posible evitar la tocofobia por completo. Lo mejor que puedes hacer es cambiar de tema cuando alguien comienza a hablar sobre el embarazo. Incluso puede optar por mantenerse alejado de las personas que planean quedar embarazadas o están en proceso de parto.
Sin embargo, es posible que se pierda la oportunidad de tener una familia propia debido a este miedo al TOC del embarazo . Es importante discutir su falta de voluntad para dar a luz con su cónyuge o pareja romántica en caso de que esté en una relación.
Sin embargo, si desea quedar embarazada en el futuro pero la tocofobia lo frena , entonces es mejor que busque ayuda profesional de inmediato. Ya es hora de obtener información sobre cómo manejar sus miedos y el dolor que rodea al parto.

Conclusión
Al igual que otras fobias, la tocofobia no es para siempre. Con la ayuda y el tratamiento adecuados, puede superar su tocofobia fácilmente y llevar una vida normal y saludable. Eventualmente, te encontrarás felizmente anticipando el golpeteo de los pies diminutos en tu hogar y en tu corazón.

Deja un comentario