Mottephobia-El miedo a las polillas Fobia

¿Miedo a las polillas, a los insectos voladores inofensivos oa tu némesis?

¿Tiene miedo de salir en los meses de verano cuando las polillas están por todas partes? – ¿Evita la luz del jardín en verano porque atrae a las polillas grandes?

¿Tu corazón da un vuelco cuando escuchas el aleteo de las alas de la polilla?

¿Alguna vez te imaginas polillas atacándote? No puedes explicarles a los amantes de los insectos por qué no soportas a estas asombrosas y aparentemente inofensivas criaturas, incluso cuando lo intentas. ¿Este miedo afecta su funcionalidad de alguna manera?

Si respondió afirmativamente a estas preguntas, es posible que tenga fobia a las polillas. Mottephobia se define como un miedo irracional a las polillas. Las cosas básicas como revisar la comida o la ropa en busca de polillas están bien. Cualquier otra cosa que no sea esto es ansiedad exagerada.

También está bien no ser fanático de las polillas debido a su apariencia. Sin embargo, gritar como loco o desmayarse cuando ves uno es extremo. Podrá tratar la fobia a las polillas después de llegar al fondo de su causa raíz.

Lo que necesita saber sobre la mottefobia

El término mottephobia proviene de la palabra alemana «motte», que significa polilla, y la palabra griega «phobos», que significa miedo. El miedo a las polillas cae dentro de las fobias de ansiedad animal específicas. No es tan común como otras fobias a los animales como la aracnofobia, el miedo a las arañas. Esto, sin embargo, no significa que no esté muy extendido.

El miedo a las polillas va más allá del disgusto por su apariencia polvorienta. Tiene mucho que ver con la ansiedad intensa y descontrolada que puede derivar en ataques de pánico. Descubrirá que muchas personas que tienen miedo a las polillas no tienen ningún problema con las mariposas.

DATO RAPIDO: Se cree que hay aproximadamente 160,000 especies de polillas.

Pregúntele a la gente qué piensa de las mariposas y probablemente las describirán con gran afecto en sus ojos. En algunas comunidades, se cree que las polillas representan significados espirituales particulares. Para ser específicos, se cree ampliamente que alguien morirá si aparece una polilla en su hogar.

¿Qué causa el miedo a las polillas?

Tendremos que hacer malabarismos con su memoria para entender de dónde viene su miedo. ¿Puedes recordar una experiencia traumática específica con una polilla cuando eras pequeño? ¿Alguna vez te encerraron en una habitación llena de polillas en algún momento? Como muchas fobias, tener miedo a las polillas podría deberse a una experiencia infantil desagradable.

Muchos enfermos temen a las polillas por su apariencia. A la vista, una polilla no parece tan hermosa como una mariposa. Seamos sinceros; si una polilla vuela hacia tu cara, lo que hace porque es muy impredecible, considerarás que la experiencia es fea.

Otra posible razón por la que tienes tanto miedo a las polillas es la falta de exposición. Probablemente creciste donde las polillas no eran comunes. Probablemente nunca hayas visitado los bosques. Si vio polillas por primera vez durante una excursión escolar, es posible que haya reaccionado e incluso se haya preocupado. No podías comprender a esta criatura polvorienta que arruinaba tu ropa. Esto más tarde se convirtió en miedo en toda regla.

Síntomas de la fobia a las polillas

Al encontrarse con polillas, probablemente experimentará una ansiedad intensa. La ansiedad se agravará en reacciones físicas y psicológicas más ansiosas, y en el peor de los casos se convertirá en un ataque de pánico en toda regla. Los síntomas son físicos o psicológicos.

Se puede realizar una prueba de mottephobia para establecer si lo que tiene es realmente una fobia a las polillas. Si su ansiedad ha existido durante al menos seis meses, de hecho es fóbico.

Síntomas físicos

● Aumento de los latidos del corazón.
● Quedarse quieto en un lugar porque no puede moverse.
● Sacudidas y temblores
● Despegue
● Gritos
● Migraña
● Dificultad para respirar

Síntomas Psicológicos

● Ansiedad extrema cuando se expone a las polillas
● Nerviosismo extremo con sólo pensar en las polillas.
● Calentamiento del cuerpo debido al miedo
● Incapacidad para controlar la ansiedad en público

Tratamiento de mottefobia

Al igual que otras fobias, no existe un tratamiento designado para el miedo a las polillas. Los profesionales administran terapia para tratar el miedo mientras que los medicamentos alivian el dolor físico y la ansiedad.

Autoayuda

Puede intentar desaprender algunas de las creencias adquiridas sobre las polillas. El miedo al significado espiritual de las polillas, por ejemplo, es solo una creencia supersticiosa. No tienes que desmayarte cada vez que ves una polilla porque te hicieron creer que alguien morirá.

Entrena tu mente para dejar de temer a las polillas. Reemplace los pensamientos negativos con pensamientos positivos como una forma de frenar el miedo. La mejor manera de abordar el miedo es enfrentarlo y no huir de él. Reprogramar tu mente no es fácil, ya que requiere práctica. Dígase a sí mismo repetidamente que las polillas no duelen.

Las emociones son los motores impulsores de tu vida y están determinadas por los pensamientos que permites en tu mente. Piensa en positivo para ser feliz.

La Terapia de Ayuda Profesional

es el tratamiento estándar para este miedo administrado por profesionales. Se ha encontrado que la terapia de exposición es bastante efectiva para tratar la fobia a las polillas. Una combinación de terapias te ayudará a superar tu ansiedad.

Terapia de exposición de realidad aumentada La terapia

de exposición de realidad aumentada o simplemente ARET implica la exposición a las polillas. Como paciente, al principio será incómodo, pero poco a poco te acostumbrarás. Al fóbico primero se le muestran fotografías e imágenes de polillas. Después de esto, se le presentarán las polillas de la vida real. Pasarás de verlos desde la distancia a abrazarlos.

Terapia Cognitivo-Conductual (TCC)

Como persona asustada por las polillas, un terapeuta reemplazará sus miedos irracionales a las polillas por otros más racionales. Se lleva a cabo un análisis de sus pensamientos y el terapeuta lo ayuda a encontrar un patrón alternativo de pensamiento placentero.

Terapia de conversación

Como sugiere el nombre, en la terapia de conversación se le pedirá que hable libremente de sus miedos con un profesional. A partir de lo que comparte con el psiquiatra, ellos pueden saber qué enfoque adoptarán para ayudarlo a lidiar con sus miedos.

Un psiquiatra podrá establecer la gravedad del miedo y las posibles formas en que se puede reducir. Hablar con un psiquiatra tiene que empezar por algún lado. Esto significa que en las primeras etapas ayudará al terapeuta a comprender su problema presentándolo con sus propias palabras. Debes estar dispuesto a cooperar para que puedan establecer tu escuela de pensamiento y ayudarte a lidiar con el miedo.

La terapia de conversación también implica chats grupales. En los chats grupales, compartirás tus miedos con personas que están pasando por desafíos similares. Es nada menos que reconfortante saber que no estás pasando por algo solo. En los chats grupales, también podrá elegir consejos sobre cómo lidiar con la ansiedad de los demás.

Cómo hacer frente a la fobia a las polillas

Lidiar con la fobia a las polillas no es fácil. Eventualmente lo superará con la terapia adecuada y la desensibilización. Está bien no sentirse cómodo en una habitación llena de polillas. Sin embargo, es motivo de preocupación cuando una de estas «polillas aterradoras» puede hacer que te desmayes.
Es normal que los que te rodean se rían después de verte reaccionar con miedo ante un insecto. Esto no debería intimidarte. Haz todo lo que sea necesario para mejorar. Si bien es posible que el miedo nunca desaparezca por completo, la terapia gradual lo ayudará a reducir su ansiedad y disminuir los síntomas asociados.

Conclusión
Las polillas pueden parecer aterradoras, pero son inofensivas. La afirmación de que «las apariencias engañan» se aplica muy bien a estas criaturas. Evitar las polillas es una salida fácil que funciona bien hasta que encuentres otra polilla aterradora. A la larga, no tratar su miedo afectará su funcionamiento. El mejor enfoque para la recuperación es buscar ayuda profesional.
Los medicamentos no son realmente adecuados para tratar su ansiedad. Los usará solo para el alivio temporal del dolor.

Deja un comentario