Quiroptofobia – El miedo a los murciélagos

¿Cómo se llama el miedo a los murciélagos? ¿La visión de los murciélagos le produce una gran ansiedad? ¿Haría todo lo posible por evitar incluso la idea de los murciélagos? Quiroptofobia es el nombre técnico de la fobia a los murciélagos.

¿Qué es la quiroptofobia?

La quiroptofobia puede hacer que las personas experimenten fuertes sentimientos de ansiedad y pánico ante los murciélagos. En casos extremos, los sonidos, las imágenes, los dibujos de murciélagos o incluso la simple mención de los murciélagos pueden desencadenar esta fobia.

Publicidad

Una fobia no es lo mismo que el miedo. Es mucho más fuerte y a veces puede sentirse como un peso en el pecho que no se puede quitar. Es una situación abrumadora que puede causar pánico e incluso desorientación con el entorno.

Causas de la quiroptofobia

En la mayoría de los casos, el miedo a los murciélagos suele provenir de ideas erróneas sobre ellos, algunas de las cuales pueden ser supersticiosas.

¿Sabía que en la Europa medieval se consideraba un mal presagio que un murciélago entrara en su casa? Se creía que era una señal de que alguien de la familia iba a morir en un futuro próximo.

Hoy en día, las películas y la cultura popular asocian a los murciélagos con la oscuridad, Halloween y los vampiros, lo que tiende a pintar una imagen bastante sombría de los murciélagos.

Otra posible causa de la quiroptofobia, como ocurre con la mayoría de las fobias, es una experiencia traumática relacionada con los murciélagos. Es posible que haya tenido un encuentro desagradable con un murciélago en el pasado. Aunque los ataques de los murciélagos son raros, pueden actuar de forma agresiva si se sienten amenazados y acorralados. La fobia también puede tener su origen en un mal sueño relacionado con murciélagos.

La realidad sobre los murciélagos

Los murciélagos pueden ser criaturas de aspecto desagradable, con sus ojos saltones, colmillos y alas correosas. Los murciélagos también son portadores de algunas enfermedades graves, como la rabia. Alrededor del 70% de los murciélagos sólo consumen insectos, lo que los convierte en insectívoros, una subclase de carnívoros. Algunos murciélagos se limitan a comer frutas y néctar de las flores. Por alguna razón, incluso los murciélagos vegetarianos parecen tener afilados colmillos caninos. Esto puede hacer que los murciélagos parezcan intimidantes.

Sin embargo, no suponen ninguna amenaza para los humanos, y a menudo se limitan a volar si se les acerca.

Sólo hay tres especies de murciélagos que se alimentan de sangre, y todas ellas residen en América Latina. Así que, a no ser que estés recorriendo los trópicos de América Central o del Sur, no tienes que preocuparte por los murciélagos.

Síntomas de la quiroptofobia

Puede que simplemente te den asco los murciélagos, que no es lo mismo que el miedo. La forma de distinguir la preocupación o el asco de una fobia es por los síntomas que experimenta una persona. Si su «preocupación» o «asco» le provoca ansiedad grave, palpitaciones físicas y/o crisis nerviosas, probablemente sufra de quiroptofobia.

A continuación, una lista de los síntomas físicos y psicológicos por los que se suele diagnosticar la quiroptofobia:

Síntomas físicos

  • Sensación de mareo
  • Palpitaciones
  • Malestar estomacal
  • Sequedad de boca
  • Sudoración excesiva

Síntomas psicológicos

  • Ansiedad
  • Incapacidad para relajarse
  • Ataques de pánico

¿Cómo superar la quiroptofobia?

Lo primero es lo primero, una fobia no es algo de lo que haya que avergonzarse. Es un hecho completamente natural. La mayoría de las personas sufren algún tipo de fobia y a menudo no son conscientes de ello.

La buena noticia sobre la quiroptofobia es que no es una fobia que necesariamente impida llevar una vida normal, a menos que se viva en una zona con una densa población de murciélagos.

Sin embargo, si su fobia le hace sentir aprensión ante la simple idea de salir de noche o explorar la naturaleza, debería empezar a trabajar para superar su miedo a los murciélagos.

Autoayuda – ¿Cuáles son las opciones?

La quiroptofobia es una fobia relativamente sencilla de entender porque es el miedo a algo específico en lugar de un concepto como la oscuridad o la asimetría. Suele tener su origen en ideas erróneas, supersticiones o experiencias pasadas traumáticas relacionadas con los murciélagos.

Para superar tu fobia, puedes repasar un poco tus conocimientos sobre los murciélagos. Aprenda más sobre los diferentes tipos, su temperamento, su hábitat y su estilo de vida. Le sorprenderá saber cuántas similitudes compartimos como especies de mamíferos. La gente suele temer lo que no entiende.

El conocimiento puede prepararte para responder mejor a los murciélagos si alguna vez te encuentras en una situación de confrontación. No es que debas ir a buscar uno, nunca intentes una terapia de exposición con quiroptofobia. Pero leer sobre el comportamiento de los murciélagos puede ayudarte a saber cómo no desencadenar sus instintos animales y cómo mantenerte firme. Cuanta más información tenga, menor será la probabilidad de que tenga miedo y más seguro estará la próxima vez que se encuentre accidentalmente con un murciélago.

Tratamiento de la quiroptofobia

Existen varias opciones para el tratamiento clínico de las fobias. La forma más popular de tratamiento de la quiroptofobia es la terapia cognitiva.

Consiste en hablar con un psiquiatra/terapeuta profesional sobre las sensaciones que experimenta y sus recuerdos. Te evalúan basándose en la información que les proporcionas e intentan sugerirte qué patrones de pensamiento o comportamiento debes cambiar para superar este miedo. Es un enfoque bastante sencillo y suele requerir sólo de 4 a 10 sesiones.

Otro tratamiento interesante para la quiroptofobia es la hipnoterapia. Se centra en ayudar a las personas a encontrar su fuerza interior y a ser independientes. Este enfoque suele tener un resultado más holístico, ya que te ayuda a deshacerte de tus miedos por ti mismo. Es decir, los terapeutas te ayudan a que estés mentalmente preparado para enfrentarte al miedo a largo plazo.

Cómo afrontar la quiroptofobia a largo plazo

Una pregunta que algunos de ustedes pueden tener en este punto es ¿por qué molestarse en tratar su intenso miedo a los murciélagos cuando puede simplemente evitarlos? No se trata sólo de hacer que dejes de temer a los murciélagos. Tratar tu quiroptofobia también te ayudará a combatir la irracionalidad de tu miedo. Aprender a superar las fobias es una habilidad importante. Te permitirá salir una persona más fuerte, capaz de mantener la compostura en situaciones de estrés.

Cualquier miedo irracional puede obstaculizar una vida normal. Por eso es necesario aprender a gestionar el miedo. Así que el plan a largo plazo para tratar cualquier fobia debe incluir un tratamiento profesional y la práctica de métodos de autoayuda.

Si está planeando buscar ayuda profesional para la quiroptofobia, asegúrese de que se trata de profesionales médicos de buena reputación, con licencia y experiencia. La quiroptofobia es una fobia única, por lo que requiere una mano experimentada. Si estás en la escuela o en la universidad, no dudes en acercarte a tu orientador para hablar de ello. Para eso están ellos.