Xantofobia – El miedo al color amarillo

¿El miedo al amarillo? El amarillo es un color dominante que asusta a algunas personas

El amarillo es fácil de detectar incluso desde la distancia. Es por eso que los autobuses escolares, los semáforos y las señales utilizan este llamativo color.

Sorprendentemente, algunas personas tienen miedo de este tono alegre. ¿Es usted uno de ellos? Si no solo le teme al color amarillo, sino que también experimenta una ansiedad inimaginable cuando lo ve, es posible que tenga xantofobia.

Por extraño que pueda parecerle a la mayoría de la gente, el miedo al amarillo es real. Puede ser difícil tratar de explicarle a alguien por qué odias el amarillo. ¿Qué puede hacer usted acerca de la recuperación? Exploremos las causas y los posibles tratamientos para El miedo al amarillo .

Dato breve: ¿Sabías que el amarillo es el color más visible durante el día?

¿Qué es la xantofobia o el miedo al amarillo?

¿Cómo se llama el miedo al amarillo? La xantofobia es una fobia específica a los colores . Se deriva de dos palabras: la palabra griega «xantho», que significa amarillo, y «phobos», que significa miedo. Tenga en cuenta que la xantofobia no debe confundirse con la cromofobia (también deletreada como cromatofobia o crematofobia), que es el miedo irracional a los colores. Una persona con fobia al color amarillo es más conocida como xantófoba. Tienen un miedo extremo al amarillo, que va más allá de una pequeña molestia o disgusto.

El miedo al color amarillo puede ser frustrante. Mientras que otras fobias, como las fobias a los animales, son bien conocidas, la xantofobia no ha recibido mucha atención en el campo de la medicina. Los xantofóbicos sufren así en silencio una de las fobias de las que menos se habla.

Los xantofóbicos se esforzarán por mantenerse alejados de cualquier cosa amarilla. Algunos se resisten a viajar en un autobús escolar amarillo o en un taxi. Probablemente estén aterrorizados por cierto álbum de los Beatles que presenta un submarino amarillo. Otros evitan alimentos como queso, mostaza, plátanos o limones por la misma razón.

Cuando un xantófobo se encuentra con algo teñido de amarillo, puede cerrar los ojos con pánico. Algunos de ellos comienzan a hiperventilarse con solo leer la palabra «amarillo» o escuchar a alguien mencionar este tono de aspecto inocente. ¿Qué porcentaje de personas tienen xantofobia? No hay información concluyente sobre el número de personas que tienen esta rara fobia. Una fuente afirma que alrededor del 5% al ​​10% de las personas tienen cromatofobia (miedo general a los colores).

Causas de la xantofobia

Los investigadores aún no han identificado una causa particular para la fobia. En cambio, una combinación de factores podría llevar a temer el color amarillo. Los profesionales médicos aceptan que las fobias son causadas tanto por predisposiciones internas como la genética o eventos externos como un trauma. Veamos estos en detalle.

Experiencias traumáticas

¿Tiene un recuerdo doloroso o desagradable que involucró algo amarillo? Por ejemplo, es posible que te haya picado una avispa de cuerpo amarillo. Tal vez fuiste abusado o intimidado por una persona que siempre vestía de amarillo. También podría haber sido atropellado por un autobús o camión amarillo. O puede haber experimentado una intoxicación alimentaria grave después de comer algo amarillo como el curry o el queso. Esta experiencia infeliz es un contribuyente significativo a la fobia. Mucho después de este incidente, cualquier cosa amarilla puede recordarle ese momento.

Genética

Pregunta a tus padres o abuelos si hay antecedentes de fobias en tu familia. La tendencia a tener fobias puede transmitirse de una generación a la siguiente. Además, si hay antecedentes de trastornos de ansiedad social y enfermedades mentales en su familia, tiene un mayor riesgo de desarrollar xantofobia.

Medios
de comunicación
A veces, este miedo es provocado por los medios de comunicación populares. Es posible que haya leído un libro espeluznante como «El rey de amarillo» o haya visto una película sobre un payaso asesino que viste un traje amarillo. Estas historias imaginarias pueden hacerte tener una impresión negativa de este color.

Enfermedades

El amarillo se asocia con enfermedades contagiosas o enfermedades graves. Los pacientes a menudo se describen con una tez amarillenta cetrina o enfermiza. Esto es especialmente cierto para las personas con hepatitis, una enfermedad del hígado que puede ser fatal si no se trata. Muchos padres se alarman cuando sus recién nacidos tienen ictericia.

Los colores de condicionamiento social

son neutrales, pero pronto aprendemos a asociar tonos particulares con significados específicos. En algunas culturas, este tono se asocia con la cobardía, los celos o el engaño. Dado que es muy visible, el amarillo se usa para la cinta de la escena del crimen o las señales de peligro biológico. Mucha gente asocia este tono con el peligro y la muerte. ¿Recuerdas algún incidente donde no se apreciaba el color amarillo en tu hogar? Los niños también pueden darse cuenta de que el amarillo es un tono indeseable de sus familias de origen. No importa la causa, esta fobia puede tener un impacto en tu vida y salud.

Síntomas
de la xantofobia Las
fobias tienen muchos síntomas visibles y ocultos en común. La gravedad de estos síntomas varía según el individuo. Además, es posible que un xantófobo no experimente todos estos signos.
Síntomas físicos

● Aumento del ritmo cardíaco
● Sudoración
● Sofocos
● Náuseas y vómitos
● Diarrea
● Temblores y estremecimientos
● Dificultades para respirar
● Dolores en el pecho
● Entumecimiento
Síntomas psicológicos

● Obsesión por cualquier cosa amarilla
● Esperar que suceda algo terrible cuando se encuentra con amarillo
● Ataques de pánico
● Ansiedad crónica
● Evitar cualquier cosa amarilla
● Falta de concentración

Consejos de autoayuda para la xantofobia

Todavía no hay una pastilla disponible para el tratamiento de la xantofobia. No te preocupes. Hay muchas técnicas que ayudarán a controlar estos síntomas y contribuirán a su bienestar general. Estas son algunas estrategias que puedes practicar en casa:
Desaprender las ideas negativas

Debes dejar de lado cualquier condicionamiento social o creencia que considere el amarillo como algo malo o peligroso. En cambio, reemplácelos con los aspectos positivos de este tono. Algunas de las asociaciones positivas con el amarillo son la felicidad, la energía, la luz del sol y la juventud.
Aplicar técnicas de relajación
Las técnicas de relajación incluyen respiración controlada y meditación. Antes de salir de casa, inhala y exhala tantas veces como sea necesario. Deténgase en el punto donde se sienta relajado. La respiración controlada lo calma, especialmente durante los ataques de pánico.
Habla con alguien

Dicen que un problema compartido está medio resuelto. Encuentre a alguien con quien pueda hablar sobre esta fobia. Podría ser un amigo cercano o un miembro de la familia. Pídele a esta persona que escuche para entender y no para criticar.

Tratamiento profesional para la xantofobia

Si estas técnicas de bricolaje no son efectivas, aquí hay algunos métodos que puede explorar con un terapeuta autorizado.
Terapia de exposición

Esta es una intervención efectiva en la que el paciente se expone a lo que teme. Con el tiempo, la persona que sufre de fobia aprende a manejar los síntomas en un ambiente controlado. Gradualmente, se le pedirá que toque amarillo, use amarillo o coma amarillo. Un experto en salud profesional lo guiará a través del viaje.
Terapia de grupo
En lugar de tener un oyente, compartirá sus experiencias de fobia en un entorno grupal. Estas personas tienen el mismo problema que tú. La recuperación grupal es beneficiosa. Para empezar, obtendrá consejos que han funcionado para otros que puede aplicar en su situación. Puede aprender mucho de aquellos que ya han dado pasos hacia la recuperación. Además, no hay nada como conocer a aquellos que pueden relacionarse con tener un miedo abrumador al color amarillo.

Cómo hacer frente por completo

Desafortunadamente, menos de la mitad de las personas que padecen fobia buscan tratamiento para esta afección. Si desea superar la xantofobia, debe tomar medidas. Esté preparado para probar numerosos métodos de tratamiento hasta que encuentre la combinación que funcione para usted. Al mismo tiempo, lo mejor que puedes ofrecerte es amabilidad y paciencia. El tratamiento de la fobia es un proceso a largo plazo. Si comienza a desanimarse, recuerde que usted tiene el control de su vida, no su fobia.

Conclusión

Una fobia es tan grande como la hagas. Todos los miedos están en mente. Si puede ganar la batalla en su mente, entonces ha conquistado todo lo que busca alterar su funcionamiento normal. Si bien es posible que el tratamiento no siempre elimine la xantofobia, puede ayudarlo a sobrellevar la situación y llevar una vida más plena. Pronto, podrás comer ese trozo de tarta de limón sin miedo al color amarillo.

Deja un comentario