Zoofobia o fobia a los animales: síntomas, causas y tratamiento

En este post te lo contamos todo sobre la zoofobia o fobia a los animales.

¿Qué significa zoofobia?

La zoofobia es un tipo de fobia en la que una persona tiene miedo a los animales. No significa que la persona tenga miedo a todo tipo de animales, sino que, en muchos casos, el miedo a los animales se dirige a un tipo específico de animal. Sin embargo, en casos extremos, también puede ser posible que una persona que sufre de zoofobia tenga miedo a muchos tipos diferentes o a todos los animales.

Publicidad

La zoofobia es un tipo específico de fobia que también puede relacionarse con el trastorno de ansiedad en el que una persona sufre un miedo incontrolable, exagerado e intenso a los animales o a cualquier situación relacionada con ellos.

La zoofobia es demasiado común y es el tipo de fobia relacionada con los animales más reportado. Según el Instituto Nacional de Salud Mental, alrededor del 12,5 por ciento de los adultos experimentan zoofobia a lo largo de su vida.

Síntomas relacionados con la zoofobia

Uno de los principales indicios de cualquier tipo de fobia es tener un miedo intenso a algo y en este caso, esta exageración se compara con el ferry de los animales donde una persona siente un miedo intenso cada vez que se expone a cualquier tipo de animales.

Es realmente importante tener en cuenta que no siempre es necesario que una persona tenga miedo a los animales cuando ese animal está realmente presente delante de ellos. Una persona con zoofobia también teme cuando:

  • Escucha hablar de un animal
  • Piensa en un animal al que temen
  • Hablan de un animal
  • Ve vídeos de un animal

Una persona con zoofobia intenta evitar actividades cuando ve animales a su alrededor. Algunos ejemplos son evitar ver documentales relacionados con la naturaleza, ir a casa de amigos o familiares que tengan animales de compañía o al zoo.

Aparte de tener miedo a los animales, también hay muchos otros síntomas físicos asociados a esta fobia. Por ejemplo, alguien con zoofobia también experimenta cosas como

  • Aumento del ritmo cardíaco
  • Aumento de la sudoración y temblor de manos o piernas
  • Dificultad para respirar
  • Vómitos o náuseas
  • Sensación de que se va a desmayar
  • Opresión en el pecho

Los niños con zoofobia también suelen mostrar algunos signos como:

  • Congelación
  • Llorar o empezar a hacer berrinches
  • Aferrarse a sus padres o a alguien cercano

Causas del miedo a los animales

Hasta ahora se desconocen las causas exactas que conducen al camino de la zoofobia, pero es posible conocer varios factores que contribuyen en gran medida al desarrollo de esta condición, tales como:

  • Cualquier experiencia negativa. Una de las razones más comunes para temer a los animales es que si una persona ha pasado por alguna experiencia negativa relacionada con los animales en el pasado entonces puede entrar en pánico al verlos. Por ejemplo, si hay alguien que ha sido atacado por un perro, puede llegar a tenerles miedo.
  • Comportamientos aprendidos. El miedo a los animales es algo que también se puede aprender por observación, es decir, si nuestros padres, amigos, hermanos o alguien a quien estamos muy unidos temen a los animales, entonces nosotros también empezamos a temerlos. Por ejemplo, si nuestros padres se aterrorizan al ver a los gatos, nosotros también podemos aprender a temerlos.
  • La genética. También existe la creencia de que nuestro ADN o genes también juegan un papel importante en la transferencia de las fobias de una generación a otra.
  • Procesamiento del miedo. Hay muchas personas cuya ansiedad o curiosidad les lleva a desarrollar una fobia específica, ya que procesan su miedo de una manera diferente tratando de ser más impacientes que los demás.

Las fobias a los animales más comunes son:

Es posible que una persona desarrolle una zoofobia a cualquier tipo de animal en particular y también puede ser una posibilidad que alguien pueda temer a todos los animales. Algunas fobias muy comunes relacionadas con los animales son:

  • La quiroptofobia es el miedo a los murciélagos
  • La cinofobia es el miedo a los perros
  • La equinofobia es el miedo a los caballos
  • La helmintofobia es el miedo a los gusanos
  • La ictiofobia es el miedo a los peces
  • La musofobia es el miedo a los ratones y las ratas
  • La ranidofobia es el miedo a las ranas y los sapos

¿Cómo superar la zoofobia?

Si una persona sufre de zoofobia, hay algunas cosas que seguramente puede hacer que le ayuden a sobrellevar su miedo, como por ejemplo

  • Intentar evitar ciertas actividades. No debe limitarse a salir o evitar varias actividades sólo por su miedo a encontrarse con animales, ya que esto puede ser una gran barrera para reforzar su fobia.
  • Mantenerse sano. Cuidar de ti mismo debe ser tu mayor prioridad. Debes llevar una dieta saludable, empezar a hacer ejercicio con regularidad y, sobre todo, asegurarte de que duermes lo suficiente para poder reducir los síntomas.
  • Técnicas para reducir el estrés. La ansiedad ayuda mucho a aumentar el miedo, por lo que siempre debes tratar de encontrar una forma de reducir el estrés. Algunas de las formas que puedes probar son la meditación, el yoga o incluso las prácticas de respiración.
  • Conéctate con los demás. Nunca debes reprimir tus emociones y siempre debes intentar hablar con tu familia o incluso con tus amigos sobre lo que sientes. Si quieres, también puedes unirte a un grupo de apoyo, ya que también pueden ayudarte.

Tratamiento de la zoofobia

Siempre debe buscar un profesional de la salud con el que pueda hablar de sus síntomas y sentimientos y pueda conocer las diferentes opciones de tratamiento disponibles para tratar la zoofobia.

Terapia de exposición

Durante la terapia de exposición se le hace enfrentarse a su miedo. Lenta y gradualmente se le expone al objeto que teme. Las primeras sesiones suelen provocar la menor cantidad de ansiedad y luego el terapeuta irá aumentando gradualmente las situaciones relacionadas con la ansiedad.

Utilicemos un tipo específico de zoofobia, como el miedo a los perros, como ejemplo para mostrar cómo progresa esta terapia en el tiempo. En primer lugar le pedirá:

  1. Pensar en perros
  2. Empezar a hablar de perros
  3. Mirar una foto de un perro
  4. Escuchar los sonidos de los perros ladrando
  5. Ver un vídeo de diferentes razas de perros
  6. Tocar o acariciar a un perro
  7. Y por último le pedirá que juegue con un perro

Durante la terapia de exposición, el terapeuta también le enseñará habilidades para que pueda controlar los sentimientos de ansiedad

Terapia cognitivo-conductual (TCC)

La terapia cognitivo-conductual se combina principalmente con la terapia de exposición. En ella, el terapeuta trabajará sobre tus pensamientos y sentimientos negativos. Trabajará en la remodelación de sus creencias y emociones para que pueda reducir su miedo a los animales.

Medicamentos

Los medicamentos deben utilizarse para fobias específicas a corto plazo. En muchos casos, pueden ser útiles para hacer frente a la ansiedad mientras se realiza el tratamiento de forma paralela.

Dos ejemplos de medicamentos que se recetan son los betabloqueantes y las benzodiacepinas. Siempre debe hablar con su terapeuta antes de tomar cualquier medicamento.

Deja un comentario